Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Javier Fernández ve "razonable" la reforma del TC que plantea el PNV porque no apoyan su capacidad "sancionadora"

El presidente de la Gestora que dirige el PSOE, Javier Fernández, ha explicado este martes que los socialistas consideran "razonable" la reforma del Tribunal Constitucional que defiende el PNV porque consideran que este tribunal debe mantener su carácter "político" y no esa "capacidad sancionadora" que le otorgó el PP y contra la que ya se expresó su partido en su momento.
En una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press, Fernández ha argumentado así el voto favorable del Grupo Socialista a la toma en consideración de la reforma de la ley del Tribunal Constitucional que ha planteado el PNV para castigar con multa en vez de suspensión la negativa de cargos públicos o funcionarios a aplicar sus resoluciones.
"Significa que estamos en plena coherencia con lo que decíamos hace un año, cuando se puso en marcha esa ley", ha insistido Fernández, que ha añadido además que "los hechos" les han "dado la razón", porque el Tribunal Constitucional no ha recurrido a esa capacidad sancionadora y, cuando ha detectado alguna "transgresión a la Constitución que pudiera ser constitutiva de delito", ha actuado a través de la Fiscalía.
"NO NOS DEJEMOS LLEVAR POR LAS SENSACIONES"
Por ello, a su juicio, la eficacia de la ley impulsada por el PP se ha demostrado "nula". Aunque otra cosa, ha admitido, es la "sensación" que pueda dar que el PSOE se oponga a estas sanciones. "Seamos precisos y no nos dejemos llevar por las sensaciones", ha remachado.
De esta manera, ha insistido en que es una "cuestión razonable" que el PSOE mantenga su "coherencia con una posición avalada incluso por la práctica" y que vaya a apoyar la iniciativa de los nacionalistas vascos en el Congreso de los Diputados.
Y, dicho esto, ha subrayado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, es "consciente" de que el PSOE es "una organización preocupada por la estabilidad del país" y por la vigencia de la Constitución, con el que estará de acuerdo en algunos asuntos pero discrepará de otros, como, ha apuntado, los presupuestos generales del Estado.
HABLA CON RAJOY "LO IMPRESCINDIBLE"
El presidente de la Gestora ha explicado que habla con Rajoy "lo imprescindible", sobre "los asuntos que son realmente importantes". Fernández ha explicado que hay cuestiones sobre asuntos "cruciales para la democracia" en las que el PSOE está "más cerca de un partido constitucionalista como el PP" y otros temas que tienen que ver con lo social en los que está más próximo a Podemos y otros partidos de izquierdas.
Por lo que se refiere a sus conversaciones con Rajoy, ha explicado que han hablado de la reforma de la Constitución, pero ha negado que se haya cerrado un acuerdo. De lo que han tratado, ha dicho, es de "establecer una demarcación o una línea más allá de la cual" no quieren "transitar". Es decir, de fijar unos "límites" o el "perímetro" de esa reforma.
Pero ni se ha definido la reforma ni "por supuesto" han empezado a hablar de "contenidos", porque eso habrá que hablarlo también con "otros actores" que son "necesarios en términos políticos" para sacar adelante esa reforma que debe contar con "la mayor participación posible".