Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Matas afirma que escogió Over para la campaña electoral de 2003

Jaume MatasEFE

El expresidente del Govern y exministro de Medio Ambiente Jaume Matas ha reconocido ante el juez instructor del caso Over Marketing, José Castro, que fue él quien escogió a esta empresa de publicidad para que asumiera la creatividad de la campaña electoral del PP balear de 2003, si bien ha negado que esta mercantil recibiera un trato de favor por parte de su Ejecutivo entre ese año y 2007.

Así lo ha puesto de manifiesto durante su declaración como imputado, que se ha prolongado durante una hora y cuarto y en la que ha negado cualquier tipo de irregularidad en la adjudicación de contratos a favor de Over durante su último mandato, según han señalado fuentes jurídicas presentes en la comparecencia.
   Matas, condenado a seis años de cárcel en una de las piezas del caso Palma Arena, ha sido interrogado así en torno a sus relaciones con Over y con su administrador Daniel Mercado, principalmente en relación a la financiación de las campañas electorales del PP de 2003 y 2007.
   Y es que, tal y como confesó ante el juez el propio Mercado en lo que se refiere a la primera de estas campañas, éste pactó con el exministro bajo la presidencia de José María Aznar poder cobrar parte de los gastos en dinero negro e incluso manifestó que existía el acuerdo con Matas de que parte de los gastos electorales que se debían cobrar en B -dinero opaco al fisco- y no se cobraron, quedarían compensados con el volumen de adjudicaciones de contratos públicos que se le prometían.
   En este contexto, Mercado explicó cómo Areal era quien establecía los pagos en dinero A y B, si bien en una ocasión fue el exsecretario general del partido José María Rodríguez quien efectuó el pago de dinero negro, en las antiguas oficinas del partido. Tal y como aseveró, el grueso de los pagos en negro los realizó el extesorero del PP, hermano de la mujer de Matas, Maite Areal, al que supuso que Matas "ya le había dado instrucciones".
   Ante estas acusaciones, el expresidente ha negado tajante tener conocimiento de estas prácticas supuestamente ilegales, desvinculándose por tanto de las mismas y negando haber incurrido en delito alguno en relación a estos hechos.