Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Investigan un cráneo humano hallado en la zona donde se enterró a Publio Cordón

El hallazgo de unos cazadores de unos restos óseos en medio del monte podría arrojar algo de luz sobre uno de los secuestros más siniestros de nuestro país, el de Publio Cordón. Aunque no hay confirmación todavía, los investigadores analizan el cráneo y el resto de los huesos encontrados para ver si coinciden con los del empresario zaragozano. En el verano de hace casi 20 años el fundador de la aseguradora Previasa y del Grupo Hospitalario Quirón, desaparecía mientras practicaba footing cerca de su domicilio. Había sido secuestrado por los GRAPO. Luego nunca más se supo. Hubo que esperar hasta 2013 para dar luz a la oscuridad del caso tras la detención de cuatro terroristas. Cinco miembros más de la banda ya estaban en prisión por el secuestro. No era el plan pero algo había ido mal. Publio Cordón habría fallecido al intentar escapar del armario zulo en el que fue encerrado y caer por una ventana  a los 15 o 16 días de ser secuestrado. Estaba en una casa de Lyon localizada hace un año. Se peinó entonces la zona, complicada y boscosa, pero el cuerpo no se encontró. Ahora en Mont Ventoux, en el sur de Francia, se han localizado restos humanos en el mismo área donde, según el GRAPO arrepentido Silva Sande, sometido al test de la verdad, él mismo había enterrado al empresario.