Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iñaki Urdangarin se vuelca en preparar su defensa

Imputado por delitos de blanqueo de capitales, malversación de fondos, falsedad documental, fraude a la administración y prevaricación

El marido de la Infanta Cristina parece estar volcado en la preparación de su defensa. Desde principios de septiembre Iñaki Urdangarín mantiene contacto diario con su abogado, Mario Pacual Vives, con el que suele reunirse durante horas para trabajar en la que será su estrategia de defensa.
El pasado martes, el Duque de Palma acudió al céntrico despacho del letrado catalán a primera hora de la mañana. Evitándo a la prensa que normalmente hace guardia en el buffete accedió directamente en su coche al edificio por el garage del mismo.
El marido de la Infanta Cristina y su abogado estuvieron reunidos durante más de cuatro horas. Tras la larga jornada matinal, Iñaki Urdangarin abandonó el despacho saliendo de nuevo directamente desde el garage en su automóvil para evitar ser fotografiado por la prensa.
Según las últimas informaciones publicadas por el diario ' El País' entre las diversas facturas que el Instituto Nóos presentó a la Generalitat Valenciana como justificante de la organización de los Juegos Europeos, que nunca llegaron a celebrarse, se entregó la contratación de una asistente para la asistente de Iñaki Urdangarin por valor de 460 euros.
Una especie de "recadera", según declaró ante el fiscal y la policía la representante de la empresa de azafatas encargada de buscar a esa persona, según fuentes del caso.
En el certificado, que buscaba justificar gastos de hasta 725.000 euros, que se presentó a la Administración valenciana se adujo que ese importe correspondía a la contratación de azafatas debido a puntas de trabajo en la preparación de los Juegos Europeos.
Algo que no sería cierto, según la compañía que giró la factura por ese servicio.
Tal y como están las cosas, Iñaki necesita muchas horas para preparar una firme defensa de las acusaciones a las que se enfrenta.