Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Varios proveedores niegan al juez haber hecho trabajos que Nóos cargó a Valencia

El duque de Palma y su ex socio en el Instituto Nóos estarían planeando llegar a un acuerdo con la fiscalía para librarse de la cárcel.cuatro.com

Varios proveedores del Instituto Nóos han asegurado al juez no haber hecho trabajos relacionados con los fallidos Juegos Europeos que, sin embargo, la entidad facturó por estos conceptos contra la Generalitat Valenciana.

Según han explicado varias fuentes, estos proveedores sí reconocieron haber trabajado para la entidad teóricamente sin ánimo de lucro encabezada por el Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, y su exsocio, Diego Torres, ambos imputados, pero han negado que se correspondiesen con este proyecto.
Lo han hecho en la Ciudad de la Justicia de Barcelona, donde el juez de Palma que instruye el caso, José Castro, y el fiscal Pedro Horrach, están tomando declaración este lunes y martes a una cincuentena de testigos, en su mayoría proveedores de Nóos.
La intención del juez es la de contrastar las facturas de estas empresas con los conceptos de los libros de registros localizados en la sede barcelonesa de Nóos en un registro practicado en noviembre de 2011.
Otros proveedores han asegurado a Castro que las cantidades que cobraron por sus trabajos son menores a las cifras que figuran en el apunte contable del Instituto, según han explicado las mismas fuentes, aunque la mayoría han confirmado que sus facturas son correctas.
Tras el interrogatorio de la mañana y en declaraciones a los medios, el abogado de Urdangarin, Mario Pascual Vives, ha defendido la legalidad de los trabajos: "Que yo sepa no se han falsificado facturas".
En la mayoría de los casos, los testigos han ratificado lo que manifestaron en septiembre en la Jefatura Superior de la Policía de Via Laietana de Barcelona, cuando Horrach les interrogó.