Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Imputan a los monitores de la excursión nocturna donde murió una menor en Huesca

El titular del Juzgado de Boltaña, en Huesca, ha citado como investigados, figura que equivale a la anterior de imputado, a tres monitores del grupo Scouts Escolta Xaloc de Sabadell por un presunto delito de homicidio imprudente, después de que una menor de edad falleciese al pasado mes de julio al precipitarse al vacío durante una excursión nocturna en el cañón de Añisclo, en Huesca.

En concreto, según ha adelantado este domingo Cadena SER, el titular del juzgado imputa el delito de homicidio imprudente a los monitores que dirigían la excusión y al Grupo Scout Escolta Xaloc de Sabadell.
Los hechos ocurrieron el 19 de julio, sobre las 23.30 horas la menor se encontraba junto a más de una veintena de compañeros, de 15 y 16 años, haciendo una travesía nocturna por una vía ferrata, en la zona de Fuenblanca, en las inmediaciones del Collado de Añisclo, en el término municipal de Fanlo, cuando tras tropezar se precipitó por un cortado, a unos 15 metros de altura. La chica recibió asistencia por parte de un monitor.
Otros dos monitores que se encontraban guiando al grupo intentaron dar aviso al 112, el teléfono de emergencias, pero les fue imposible por falta de cobertura. Otros dos instructores deshicieron el camino andado y volvieron para intentar buscar cobertura con sus teléfonos móviles. No fue hasta las 3.00 horas cuando pudieron hablar con el 112, quien dio traslado del accidente a la Guardia Civil de Huesca.
Según la persona que avisó de lo ocurrido, la accidentada tenía una posible fractura en una pierna y mostraba síntomas de estar consciente.
El Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) de Boltaña se encargó del rescate, acompañado por un médico del 061. Cuando las condiciones de luz lo permitieron, el helicóptero del Cuerpo, con base en Benasque (Huesca), se dirigió hacia el lugar del accidente. A primera hora de la mañana, se localizó a la accidentada en la zona del 'Paso de la cadena de la punta de las olas', en el cañón de Añisclo. Al llegar los efectivos del GREIM y un médico del 061, la menor había fallecido.