Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ignacio González y Enrique Cerezo, imputados en el caso del ático de Estepona

Es el ático de Ignacio González en Estepona. 500 metros a todo lujo que, según su versión, el expresidente madrileño alquiló en 2008 y compró en 2012. Pero que según la acusación que puso la denuncia, el SUP (Sindicato Unificado de Policía), poseyó desde el principio y pudo ser un regalo de Enrique Cerezo a cambio de una recalificación. Por primera vez tras cinco años de investigaciones, Ignacio González dará explicaciones en un juzgado, el de Estepona. Tendrá que decirle a la juez porqué alquiló y compró el ático a través de un presunto testaferro de Cerezo, que lo adquirió por teléfono y que trabajaba para una sociedad radicada en el paraíso fiscal de Delaware. En la sala se escuchará a González, a su mujer, a Cerezo y las grabaciones que saltaban a la luz el pasado verano. Se trata de un encuentro en una cafetería entre Ignacio González y dos policías. Según él, un chantaje; según ellos, una llamada de socorro del expresidente para que no trascendieran las primeras investigaciones del ático. Otro punto pendiente de acreditar es la relación del ático con la trama Gürtel. Según el SUP, que ya no está en la causa, en los dos casos intervinieron las mismas empresas pantalla.