Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cosidó: "No es fácil distinguir un periodista de alguien que pueda agredir a los agentes"

Cosidó ordena la investigación de las amenazas a la Policía en las redes socialesInformativos Telecinco

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, defiende que los periodistas que acudan a cubrir manifestaciones vayan con chalecos que les identifiquen como miembros de la prensa ya que, según explica, "en situaciones de tensión o aglomeraciones no es fácil diferenciar a un periodista de otra persona que quizá pueda estar entorpeciendo o incluso agrediendo a los agentes".

Así se explica Cosidó en una entrevista concedida a la revista 'Periodistas', editada por la FAPE (Federación de Asociaciones de la Prensa Española) recogida por Europa Press y en la que insiste en que "la mejor forma de evitar incidentes en una manifestación es que los periodistas lleven chalecos". Además añade que los policías deben ir "claramente identificados" y los manifestantes "sin capucha".
"He sugerido en varias ocasiones la importancia de que los periodistas que cubren manifestaciones vayan acreditados e identificados con un chaleco, con el único objetivo de ser claramente distinguidos y facilitar su trabajo", añade Cosidó para quien "el derecho a la información está consagrado constitucionalmente y la Policía respeta siempre el trabajo de los profesionales de la comunicación".
Desde la FAPE recuerdan que la profesión periodística no está regulada en España por lo que pregunta cuáles deben ser los criterios a la hora entregar esa acreditación y si es de uso obligatorio el chaleco. Cosidó considera que eso es algo que "corresponde a los profesionales, sus asociaciones y sus colegios". "Nosotros nos limitamos a dar esa recomendación para facilitar el trabajo de los periodistas", apunta.
El director de la Policía propone incluso que "en determinadas manifestaciones pueden establecerse espacios acordonados de seguridad a los que, sin la correspondiente acreditación, no se pueda acceder". Insiste en que "pueden producirse situaciones en las que los agentes no pueden percatarse de si se encuentra ante un periodista que está trabajando o una persona que está provocando altercados o desórdenes públicos".
CONVENIO DESDE 2011
Fue en la pasada legislatura cuando el entonces secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho y la FAPE suscribieron un 'Convenio de colaboración para la identificación de los profesionales de la información en los hechos que requieran actuaciones policiales', por el que se contemplaba dotar a los periodistas de un chaleco con la inscripción PRENSA cada vez que acudan a cubrir un acto de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE).
Este chaleco, personal e intransferible y que tendrá una vigencia de un año desde su expedición, será un peto, de color blanco y con la inscripción PRENSA en color negro. Además, en la parte delantera superior izquierda figurará un número que servirá para identificar a la persona a quien se adjudique este distintivo.
Asimismo, el chaleco, que no sustituye a los documentos oficiales legalmente previstos para la identificación de los informadores, va acompañado de una credencial no transferible donde constarán: nombre y apellidos del informador, número del documento nacional de identidad y número de registro en la FAPE o número de registro en la Asociación Nacional de Informadores Gráficos de Prensa y TV (ANIGP), asociación vinculada a FAPE. Esta credencial también incluye el número que figura en la parte delantera superior izquierda del chaleco.
Tras la entrada en vigor del convenio, la FAPE procedió a la entrega de los chalecos a los profesionales de la información que reuniesen los requisitos legales que les acrediten para el ejercicio de esta profesión.