Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ignacio González vuelve a pedir cambiar la medida de prisión por arresto domiciliario

La defensa del expresidente ve "incongruencia omisiva" y "falta de motivación" en la decisión del juez de mantenerle en la cárcel
El expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González ha solicitado una vez más sustituir la medida de prisión provisional, en la que se encuentra desde el 21 de abril tras ser detenido en la 'operación Lezo', por el arresto domiciliario, según han informado fuentes jurídicas.
Es la tercera vez que la defensa de González pide una rebaja en las medidas cautelares que impuso el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco antes de dejar el Juzgado Central de Instrucción número 6, medidas que después han sido confirmadas por el nuevo instructor del caso, el magistrado Manuel García Castellón.
MEDIDAS ALTERNATIVAS A LA CÁRCEL
La defensa del exdirigente madrileño pidió a finales de julio medidas cautelares alternativas a las que actualmente pesan sobre él principal imputado en el 'caso Lezo' como la posibilidad de un arresto domiciliario o que se pudiesen intervenir sus comunicaciones telefónicas.
Tras la negativa del juez, la defensa se dirige esta vez en un recurso a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional alegando que este rechazo no está lo suficientemente motivado y que, además, en el auto ni siquiera se daba respuesta concreta a las propuestas que en él se hacían.
Según las fuentes consultadas, la defensa pide ahora a la Sala, por tanto, que revise la decisión del magistrado por "incongruencia omisiva", ya que considera que en el auto de García Castellón no se ha contestado convenientemente a las sugerencias que plantea González, y por "falta de motivación reforzada" en los argumentos del juez.
Y es que, según destaca el abogado en el recurso, el Tribunal Constitucional ha recordado en jurisprudencia que cuando se impone la medida de prisión incondicional ha de estar suficientemente motivada y justificada.
NO HAY MOTIVOS OBJETIVOS
Además, subraya que la decisión debe basarse en datos objetivos y opina que el magistrado no los aporta. García Castellón aludía en su último auto a, entre otras cosas, el riesgo de fuga que, a su juicio, existe en este caso recordando que los investigadores del caso intervinieron una conversación en la que el expresidente expresaba su intención de abrir una nueva vía de negocios en Sudamérica.
Sin embargo, el abogado del que fuera 'número dos' del PP de Madrid dice que éste no sabe a qué conversación se refiere el magistrado y que, además, no figura en el primer auto que envió a prisión a González y nunca se le ha preguntado por ello.