Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iglesias asegura que su propuesta de votación es "enormemente flexible" y niega que suponga "volver al pasado"

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha defendido este viernes que su modelo de votación para la segunda Asamblea Ciudadana Estatal de Vistalegre --que ha diseñado el secretario de Organización, Pablo Echenique-- es en sí mismo una "enorme demostración de flexibilidad". Además, ha asegurado que no supone en absoluto una involución hacia las fórmula mayoritaria utilizada en la asamblea constituyente de hace dos años, como ha sugerido el secretario Político, Íñigo Errejón.
"Es evidente que no es verdad. La propuesta de Vistalegre sirvió para que plancháramos a todos los demás. No entro nadie con la propuesta que defendió Íñigo y que defendí yo, y creo que nos equivocamos. La propuesta de Echenique asegura el sistema Borda, que es el que garantiza que entra todo el mundo", ha defendido en declaraciones a los medios en el Congreso.
En este sentido, ha asegurado que su propuesta incluye que entren las minorías en la dirección, "que los círculos vayan a tener una representación directa" y "un premio a los acuerdos". "Nada que ver el sistema de bloques de Vistalegre, en el que quien gana se lo lleva todo. Es una propuesta diferente que lleva una filosofía completamente distinta", ha afirmado.
Además, ha negado que desde su equipo no hayan sido flexibles para intentar llegar a un acuerdo en la negociación que mantuvieron este jueves con los anticapitalistas y los 'errejonistas, como han asegurado en esta última corriente.
"Apostar por el sistema Borda, por la protección de las minorías y por premiar a quien llegue a acuerdos es una enorme demostración de flexibilidad y en la reunión, la gente de mi equipo que fue, planteó que incluso si no había un acuerdo total, se llegara a acuerdos para incluir las mismas cosas, algunos elementos comunes, en los tres documentos para que, ganara quien ganara, esas cosas estuvieran incluidas", ha explicado.
QUE DECIDA LA MILITANCIA
"Creo que hubo una enorme demostración de flexibilidad, pero que tampoco hay que dramatizar. Que la gente vote está bien", ha afirmado, tras recordar que serán los inscritos los que tengan la última palabra sobre el sistema de votación del congreso, en la consulta que celebrará el partido entre este domingo y el martes.
Así, ha recordado que, por ejemplo, "hubo debate y hubo tensión" cuando discutieron la posibilidad de apoyar la investidura del socialista Pedro Sánchez, y cuando hablaron sobre la alianza electoral con Izquierda Unida y que, como va a ocurrir ahora, "decidió la militancia".
"Es la gente que la que tiene que marcar el camino y la que va a decidir el sistema de votación que le parece mejor", ha enfatizado, al tiempo que ha aprovechado para defender que, a su juicio, el sistema que él propone "es, con diferencia, el modelo más integrador".
Además, ha asegurado que Echenique es la persona "con más legitimidad" para diseñar un modelo de votación, ya que "no ha cambiado de posición" desde Vistalegre. "Alguien podría decir: Iglesias y Errejón, vosotros decís una cosa ahora pero en Vistalegre decíais otra. Echenique no. Decía lo mismo en Vistalegre, un año después y ahora. Y yo creo que eso los militantes de Podemos lo saben", ha apostillado.