Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iglesias dice que "en algunas cosas" Rajoy piensa como Trump y "practica un estilo autoritario"

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, considera que el Gobierno de Mariano Rajoy "en algunas cosas" piensa como el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y también "practica un estilo político autoritario".
"El Gobierno de nuestro país, en algunas cosas, piensa lo mismo que el señor Donald Trump, el Gobierno sigue poniendo muros en Ceuta y Melilla, y practica un estilo político autoritario", ha dicho en una entrevista en la Cadena Ser, recogida por Europa Press.
Preguntado directamente por si España y la Unión Europea deben apoyar a México, Iglesias ha respondido que sería "muy razonable" que el Gobierno del PP recordara a Trump "lo que significa la legislación internacional y los derechos humanos".
Asimismo, el líder 'morado' ha lamentado que los mercados financieros "están apoyando" al presidente estadounidense y ha señalado que lo que hay es un "enfrentamiento" entre mercados y democracia. A su modo de ver, los mercados deben dejar de llorar "lágrimas de cocodrilo" y ha pedido que señalen a Trump como un "peligro geopolítico" que va a "generar muchísimas situaciones complicadas para su propio pueblo".
"Ya está bien de doble moral y creo que sería necesario decir que este señor --Donald Trump-- es lo más parecido a un fascista y que es una pésima noticia para todo el mundo. Este señor es el establishment. Este señor es un millonario que se ha hecho rico gracias a un sistema que se lo ha permitido y que ahora manda directamente en los EE.UU.", ha agregado.
A la pregunta de si Trump pone en peligro la democracia, Iglesias ha dicho que "es evidente" y, además, ha subrayado que cada vez que "un millonario gobierna un país sin intermediarios está poniendo en peligro a la democracia". En ese contexto, ha añadido que la democracia es "incompatible con que multimillonarios ocupen el poder político".