Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iglesias pide a Errejón "unidad" y apuesta por reforzar la alianza con IU: "Si estamos divididos no somos útiles"

Reivindica su "mal genio" y su estilo de liderazgo: "La gente nos vota no por ser moderados sino por decir las cosas como son"
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha defendido este viernes la necesidad de buscar la "unidad" tanto fuera del partido, con los aliados del "espacio del cambio" --Izquierda Unida y las confluencias--, como a nivel interno. "Solos no podemos. Si estamos divididos no somos útiles", ha avisado.
"Ningún color, bandera e identidad puede estar por encima de la necesidad de transformación que tiene que ver con la dignidad de la gente", ha confesado durante su intervención en el debate 'Espacios del cambio' celebrado en la Universidad Complutense de Madrid, en el que ha compartido escenario con el líder de IU, Alberto Garzón, el portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech, y la diputada de En Marea, Yolanda Díaz.
Así, Iglesias ha asegurado que esa "unidad" es "imprescindible" no sólo internamente, para evitar la "dinámica de familias", sino "con los compañeros de otras organizaciones para empujar el cambio", aunque se mantengan como organizaciones "autónomas". "No hay particularismo que justifique detener el camino de las fuerzas del cambio", ha aseverado.
"DIVIDIDOS NO PODEMOS APELAR A LOS QUE FALTAN"
"No hay particularismo que pueda servir como excusa para frenar que seamos útiles, porque si estamos divididos no somos útiles, no podemos apelar a los que faltan", ha afirmado, en un claro llamamiento a su secretario político, Íñigo Errejón, a que acepte sus tesis sobre la necesidad de reforzar la relación con IU, ya que utiliza la que es una de las prioridades del portavoz parlamentario: conseguir sumar "a los que faltan".
Iglesias también ha apelado, aunque sin citarle, a su secretario político, cuando ha defendido la necesidad de que Podemos salga "unido" de su segunda Asamblea Ciudadana Estatal de Vistalegre de febrero, y no se convierta en una "coalición de familias". "La gente no quiere familias que se reparten el poder porque eso no sólo es vieja política, es mala política", ha avisado.
"ME ATERRA PARECERNOS AL PSOE"
"Me aterra que podamos parecernos al PSOE en lo organizativo, un partido dominado por familias y barones", ha enfatizado, al tiempo que ha criticado que esa lógica de familias lleva a que la "democracia interna" se convierta "en una dinámica de reparto de la tarta" según la cual, en función del "poder" que se tenga, se consiguen más o menos "liberados y dinero", pero no se es "útil" para transformar el país".
"Podemos tiene que estar unido para poder ser útil. Si Podemos no está unido y se convierte en una coalición de familias, el partido estará incapacitado para ejercer su papel histórico de fuerza que suma y contribuye a liderar el cambio político", ha asegurado, a dos días de que empiece el plazo de negociaciones para buscar un acuerdo antes de Vistalegre II.
La manera de combatir ese riesgo de parecerse al PSOE y caer en la "dinámica de familias" es, según Iglesias, "empoderar a los sectores que no tienen nada que ganar en lo económico, ni contratos que repartir ni ninguna suboligarquía que crear". "Esos son las bases y los inscritos, que se equivocan mucho menos de lo que parece", ha defendido.
Precisamente Iglesias ha defendido durante su intervención las decisiones tomadas por las bases en las dos consultas que celebraron el año pasado: la primera, sobre la investidura del entonces candidato del PSOE a la Moncloa, Pedro Sánchez, que rechazaron apoyar; y la segunda, sobre la alianza con IU, que respaldaron "con el 97%". Estos dos asuntos generaron un debate en el seno de la formación en el que el sector 'errejonista' cuestionaba las opciones defendidas por Iglesias que después respaldaron las bases.
Iglesias también ha reivindicado su tono duro que se le ha criticado desde el sector de Errejón. "Hay gente que dice 'qué mal genio tienes'. Pues mejor tener mal genio que venderte y acabar en un consejo de administración", ha reconocido.
"Hay tanta gente que nos vota no porque somos blanditos o moderados. Nos votan porque decimos las cosas como son. Cuando decimos las cosas como son nos entiende todo el mundo", ha asegurado, antes de recordar cuando afirmó en el Congreso que había "más delincuentes potenciales dentro que fuera".
"Eso hace que la gente que nos ve decir las verdades piense: sois de fiar. La clave es de fiar, que puedan confiar en ti, que sepan que no te vendes", ha enfatizado.