Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IU aprueba un documento político para el impulso de su campaña contra la precariedad

La Coordinadora Federal de IU ha aprobado, de manera unánime, un documento político con el fin de impulsar su campaña puntual contra la precariedad 'Que no nos jodan la vida'. Según ha explicado la responsable federal de Estrategias para el Conflicto de IU, Sira Rego, esta campaña "no es una campaña puntual ni dirigida a un sector concreto".

"Con esta campaña no se busca apoyar una o dos medidas legislativas, se trata de unir las luchas e impulsar la movilización hasta que sea permanente", ha señalado.
Rego ha insistido en que desde el principio "no se quiso hacer una campaña clásica", sino "cambiar las formas de trabajo y reorientar la práctica política para construir procesos de acumulación de fuerzas con los que la militancia pueda influir en los espacios de conflicto", con el objetivo de llegar mejor a la ciudadanía.
Además, se ha creado una 'Guía de Campaña' en donde se recoge una propuesta de intervención que permita "diagnosticar, activar y coordinar los esfuerzos hacia los espacios de construcción política más allá del marco estrictamente institucional".
Por su parte, el responsable de Análisis Electoral de IU, Jaime Aja, ha detallado los argumentos políticos del documento y ha declarado que "no se trata de enfrentarse sólo a una precariedad laboral, que afecta globalmente a las condiciones de trabajo y conlleva una rebaja de los derechos laborales", sino que también la ha calificado como "precariedad vital" que hace casi imposible "un proyecto de vida emancipado y libre".
Aja ha denunciado que desde el poder se provoca "una individualización de las relaciones laborales para romper las relaciones de solidaridad entre trabajadores". También ha aseverado que se "culpabiliza a los trabajadores de su situación de paro y precariedad" con el fin de que se acepten las condiciones de trabajo sirviendo la precariedad "de instrumento para disciplinar a los trabajadores".
"El objetivo final es construir conciencia de clase. Tenemos que ir desde lo concreto a lo general, señalando las causas y a los culpables comunes, y construyendo soluciones colectivas", ha concluido.