Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los comités de docentes y el Gobierno balear reinician las negociaciones

Los comités de huelga de los sindicatos y de la Asamblea de Docentes reiniciará este martes la negociación con la Consejería de Educación, Cultura y Universidades sobre la huelga indefinida convocada en la educación balear.

Esta será la primera reunión que tendrá lugar después de que el pasado día 8 los representantes de los comités de la huelga saliesen del encuentro tras "recoger el papel" con el calendario de la negociación, que tildaron de "provocación".

Entonces, los comités de huelga se mostraron "indignados" y criticaron que les hiciesen ir al encuentro únicamente para recoger un papel, cuando se lo podrían haber enviado por correo electrónico.

Por su parte, la consejera de Educación, Cultura y Universidades, Joana Maria Camps, criticó que no tuvieran "ni opción a hablar" con los comités de huelga de los sindicatos y de la Asamblea de docentes sobre el calendario de negociaciones que les han propuesto.

Después de que los comités ni se sentasen durante la reunión, la consejera, en rueda de prensa acompañada por buena parte de su departamento, señaló que todos los encuentros que han tenido lugar hasta este momento se han convocado de la misma manera: in voce al finalizar la reunión previa y con un recordatorio posterior a través de email.

"Estamos todos preocupados, nadie está alegre, por eso estamos dispuestos a hacer las horas que haga falta, pero para solucionar debe haber respuesta de las dos partes", declaró Camps.

La huelga indefinida en la enseñanza pública y concertada balear ha sido suspendida temporalmente aunque continúa convocada, por lo que los docentes dan clases desde el pasado lunes.
Los profesores han protagonizado durante tres semanas, una huelga indefinida que bloqueó la actividad en los centros y sus aulas.
La protesta, en defensa de la escuela pública y contra el Gobierno balear del PP, porque quiere dar un vuelco al modelo educativo tradicional, implantando el trilingüismo, con clases en inglés, castellano y catalán.