Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Horrach pedirá más de 100 años de cárcel para 14 acusados en el caso Noós

La Fiscalía Anticorrupción pedirá en su escrito de acusación penas que superan los 100 años de cárcel para las 14 personas que considera responsables del caso Noos.  Entre ellos se encuentra Iñaki Urdangarín, que se enfrentará a cerca de 20 años de cárcel y el ex presidente balear Jaume Matas. A la Infanta Cristina, como ya adelantó Informativos Telecinco,  el fiscal reclamará cerca de 600.000 euros al considerarla responsable a título lucrativo del dinero ganado ilícitamente por su marido.

Cuando a finales de 2011 el fiscal Pedro Horrach dirigía los registros de la sede del Instituto Noos, parecía del todo impensable que Iñaki Urdangarín acabara envuelto en un proceso judicial.
Tres años después, ese mismo fiscal imputa al cuñado del Rey una decena de delitos de corrupción (continuado de malversación de caudales públicos en concurso medial con un delito continuado de prevaricación, con un delito continuado de falsedad en documento público y con un delito continuado de falsedad en documento mercantil. Delito continuado de fraude a la administración. Dos delitos contra la hacienda pública. Delito de blanqueo de capitales) por los que le reclamará entre 18 y 20 de prisión,  más de 20 años de inhabilitación y una multa próxima a los 3,5 millones de euros. Dinero que se suma a los casi 6,3 millones de euros que también le exigirá en concepto de responsabilidad civil, aunque esta última cifra es a pagar junto a otra docena de acusados.
Sólo la remota posibilidad de que su abogado se presente en Palma de Mallorca en las próximas horas con esos 6,3 millones de euros libraría al duque de Palma de una petición de pena tan elevada. Cabría también la posibilidad de que el abogado reúna los aproximadamente 320.000 euros supuestamente defraudados a Hacienda por el cuñado del Rey antes de que Horrach presente su escrito mañana. Con ello sólo conseguiría una pequeña rebaja en su petición de pena –con la atenuante de reparación del saño se quedaría en unos 15 años de prisión- Para Urdangarín no sería demasiado importante, pero sí facilitaría las cosas a su esposa ante los ocho años de prisión que pedirá Manos Limpias para la Infanta Cristina.
Volviendo al escrito de acusación del fiscal,  Horrach no deja del todo tranquila a la hermana del Rey; tendrá que sentarse en el banquillo, no como acusada, pero sí como responsable a título lucrativo del dinero generado por su marido de forma ilegal. Horrach reclama a la hermana del Rey cerca de 600.000 € por este concepto. (En el caso de que su marido pague el dinero supuestamente defraudado, esa cifra cercana a los 600.000 euros descendería a cerca de 400.000 euros)
Diego Torres, ex socio de Urdangarín, tampoco sale muy bien parado. El fiscal le pedirá entre 15 y 17 años de cárcel. Salvo por un fraude fiscal menos, Torres será acusado de los mismos delitos de corrupción que el duque de Palma.
Ana María Tejeiro, la esposa de Torres, también estará en el banquillo. Se enfrentará a una pena  no superior a los dos años de cárcel por un delito de blanqueo de capitales.
Otro con un futuro incierto es el ex presidente balear. Horrach pedirá entre 10 y 12 de cárcel para Jaume Matas por los delitos continuados de malversación y fraude a la administración.
Urdangarín y las otras 13 personas contra las que se dirige el fiscal disponen de escasas 24 horas para tratar de recortar los años de cárcel a los que se enfrentan. Para ello tendrían que devolver el dinero defraudado o malversado y admitir su culpabilidad, algo que hasta ahora no ha ocurrido.
Los otros
Junto a Urdangarín, su ex socio Diego Torres o Jaume Matas se sentarán en el banquillo rostros mucho menos conocidos en esa lista de 14 acusados que presentará la Fiscalía.
Vinculados al Instituto Noos se encuentran Urdangarín, Torres, su esposa Ana María Tejeiro y el hermano de ésta, Marco Antonio Tejeiro. Su arrepentimiento y confesión del pasado verano le servirá para ver sensiblemente reducida su petición de pena. Este grupo se enfrentará a 40 años de cárcel
Cinco  acusados más, incluido Jaume Matas, pertenecían a la administración Balear. El olímpico José Luis Balllester verá reducida su petición de pena también por su arrepentimiento y confesión. Gonzalo Bernal y Juan Carlos Joaquín Alia y Miguel Angel Bonet cierran el grupo. Todos ellos se enfrentarán a 30 años de cárcel salvo que paguen las cantidades que les reclaman.
Otros cuatro acusados más eran miembros de administración Valenciana. Luis Lobón, Jorge Velas, José Manuel Aguilar, y Elisa Maldonado forman ese grupo. Ellos también se enfrentan a unos 30 años de cárcel. En esta lista no se encuentra Alfonso Grau, vicealcalde valenciano. Ni mucho menos puede respirar tranquilo. Sí está en la lista de candidatos al banquillo de otras dos acusaciones populares
Mercedes Coghen, máxima responsable de la Fundación Madrid 16.  cierra la lista de los 14 acusados. Se enfrentará a cerca de siete años de prisión
26 años de cárcel para Urdangarín
Mañana será oficial que el escrito de acusación de Manos Limpias en el que reclama a la Infanta Cristina ocho años de cárcel, cuatro años por cada uno de los delitos fiscales que le imputan en grado de cooperación.
Si la petición es contundente, más aún lo será para Iñaki Urdangarín. Para el ex jugador de balonmano pedirán 26 años y medio de cárcel. Son los mismo diez delitos de corrupción que imputa la fiscalía, pero la abogada opta por aplicarlos de forma agravada.
Ahí no queda todo. Solo en las multas asociadas a los delitos que le imputan, esta acusación reclama a Urdangarín cerca de seis millones de euros, a lo que habría que sumar otros seis, estos últimos en concepto de responsabilidad civil compartida con gran parte de los acusados.
Delito continuado de malversación de caudales públicos en concurso medial con un delito continuado de prevaricación, con un delito continuado de falsedad en documento público y con un delito continuado de falsedad en documento mercantil. Delito continuado de fraude a la administración. Dos delitos contra la hacienda pública. Delito de blanqueo de capitales