Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil detiene a un narcotraficante y al autor de un homicidio huidos de la justicia española

La Guardia Civil ha detenido en Francia y Macedonia a dos "peligrosos delincuentes" acusados de un delito de tráfico de drogas y de un homicidio en Alicante. Ambos se encontraban fugados en estos países tras huir de la Justicia española.
En un nota de prensa, el Instituto Armado ha informado del desarrollo de las operaciones 'Vélez' y 'Revenant', que se han resuelto gracias al intercambio de información con la Policía Nacional Francesa, la Policía de Macedonia y la Oficina Central Nacional de Interpol, lo que ha aumentado la efectividad en la captura.
En la 'Operación Vélez' se ha detenido a N.V.H., ciudadano colombiano de 45 años de edad al que se buscaba desde hacía cuatro años por varios juzgados españoles a causa de delitos de tráfico de drogas, y con una orden de búsqueda internacional dictada por el Juzgado de Orihuela.
El detenido pertenecía a una organización criminal desarticulada por la Guardia Civil a finales de la década pasada, que actuaba en las provincias de Alicante y Murcia. N.V.H. huyó de España para evitar ser condenado por estos hechos, emitiéndose órdenes de búsqueda, detención y extradición.
Los investigadores descubrieron recientes indicios de su presencia en Francia, y tras semanas de vigilancias e intercambio de información entre agentes de la Guardia Civil y miembros de la Unidad Central de Investigación Antidroga de la Policía Francesa, se pudo localizar y detener al colombiano, que fue puesto a disposición de la Justicia.
AUTOR DE UN HOMICIDIO Y UNA AGRESIÓN
Por otro lado, en la 'Operación Revenant' se ha detenido a L.D., un ciudadano serbio de 30 años de edad acusado por la justicia española de ser el autor, 9 años atrás, de un homicidio con arma blanca de un ciudadano indio y una agresión al hermano de la víctima cuando este trataba de defenderle.
El detenido contaba con multitud de antecedentes delictivos y era un experimentado criminal, miembro de una de las bandas organizadas más importantes, compuesta por ciudadanos de la antigua Yugoslavia. Su localización fue difícil porque el detenido usó hasta cuatro identidades falsas.
Gracias a la cooperación entre la Guardia Civil y la Oficina Central Nacional de Interpol en España se detectó la movilidad de L.D. por varios países europeos. El Juzgado español que dirigió la investigación del homicidio años atrás emitió entonces peticiones a Suiza, Alemania, Albania y Macedonia solicitando colaboración para su detención.
Tras varios meses de investigaciones, el fugitivo fue localizado y detenido en Skopje, la capital de Macedonia, cuando se encontraba realizando trámites para la obtención de un visado con una nueva identidad falsa.