Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil acusa al diputado valenciano Víctor Soler de fraude, cohecho y malversación

Le considera "interlocutor directo" en los trabajos reputacionales al exalcalde de Gandía Arturo Torró
La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil atribuye al concejal del PP en Gandía (Valencia) y diputado de las Cortes Valencianas, Víctor Soler, los delitos de fraude, cohecho y malversación de caudales públicos por ser "conocedor" e "interlocutor directo" en los servicios reputacionales que realizaron las empresas de Alejando de Pedro al exalcalde del municipio valenciano Arturo Torró entre los años 2012 y 2014, en el marco de la investigación del 'caso Púnica'.
Así se desprende de un informe de la UCO, con fecha del 17 de noviembre de 2016 y al que ha tenido acceso Europa Press, sobre el pago irregular de servicios de reputación online para el exalcalde de Gandía prestados por el empresario Alejando de Pedro, que ha sido remitido al Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional, dirigido por Eloy Velasco.
La Guardia Civil afirma en su informe que de las conversaciones telefónicas intervenidas a De Pedro se confirmó la existencia de una deuda del Ayuntamiento de Gandía con el empresario. La UCO destaca que De Pedro, considerado como "conseguidor" de la trama Púnica, comenzó su vinculación con el PP de Gandía en 2011, cuando comenzó a prestar trabajos con su empresa EICO.
Debido a que era un año electoral el informe presume que los servicios eran destinados a la "promoción" de la formación política. Una vez que Torró consigue la alcaldía, De Pedro "gracias a la confianza ganada" y los trabajos de reputación online pasan a facturarse al consistorio municipal.
PAGO DE LA DEUDA PARA SEGUIR TRABAJANDO CON DE PEDRO
La UCO destaca que en 2013 comienza a haber discrepancias debido a que quedaron varias facturas impagadas a EICO y Madiva por parte del Ayuntamiento de Gandía, pero debido al "fruto del deseo" de que continúe elaborando esos informes a su favor, Soler accede a pagar la deuda y acuerda un nuevo plan de pagos para los próximos trabajos, que se prolongarían hasta 2015.
Según cuenta el informe, el actual diputado contactó con el vicesecretario de organización del PP en Gandía, Dionisio Ollero, para buscar una fórmula de pago para solventar dicha deuda y concertaron con la constructora Construcciones Gomuñoz --empresa adjudicataria de obras en el consistorio valenciano y acreedor del mismo-- para que sufragara la misma por supuestos trabajos de publicidad realizados por Madiva, otras de las empresas de De Pedro.
Estas cantidades se ingresaron con facturas a Madiva por "servicios no prestados, puesto que lo que pretendía pagar eran los servicios reputacionales al alcalde", resalta el informe. Concretamente, se acordó el pago de 2.633,75 más IVA durante ocho meses, según se puede ver en uno de los correos recogidos por la UCO entre empleados de la empresa de De Pedro.
No obstante, el informe señala que estos pagos nunca se llegaron a hacer efectivos por las actuaciones judiciales y policiales que se llevaron a cabo en ese momento.
DELITOS
Por todo ello, la UCO considera a Soler "conocedor" e "interlocutor directo" con De Pedro para la determinación de los trabajos y la manera de sufragar los servicios reputacionales. Por ello, le acusa de haber cometido los delitos de fraude, cohecho y malversación de caudales públicos.
El grupo de investigación del Instituto Armado considera a Ollero y a Turró de autores de tráfico de influencia y cohecho. Además, al exalcalde le acusa de fraude en contratación pública.
También cree que el empresario ha incurrido en los delitos de fraude en contratación pública, malversación de caudales públicos y falsedad en documento mercantil. Asimismo, considera autor de cohecho al dueño de la constructora, Sergio Múñoz, por acceder a sufragar la deuda del Ayuntamiento de Gandía.
CONTROL A LA INFORMACIÓN
Por otro lado, la UCO hace hincapié en los mensajes del concejal del municipio valenciano Vicente Soler con De Pedro en el que le informa de que el diario 'Ahora Gandía' será la plataforma pagada con dinero municipal dirigida a recoger mensajes favorables de Turró, además de las redes sociales. Sin embargo, en una de esas comunicaciones, el concejal de Gandía pide al empresario que controle a la única periodista con el que contaba el medio por el "trato informativo" que recibía el entonces alcalde.
"Vamos a hacer una cosa, si ella tiene que continuar lo único que te pido es que controles la información que pone porque en determinadas noticias barre mucho hacia la oposición y en negativo hacia nosotros", dice uno de los mensajes del concejal que envía a De Pedro por el servicio de mensajería instantánea Whatsapp. "Eso me genera problemas", continúa.
Ante esto, De Pedro intenta tranquilizar al concejal asegurando que a partir de ese momento controlaría él las informaciones de 'Ahora Gandía': "Verás como no vuelve a poner nada y ante la duda que pregunte y yo te lo traslado", le contesta.