Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil detiene en Figueras (Girona) a un presunto yihadista holandés

Agentes de la Jefatura de Información de la Guardia Civil y del Grupo de Información de la Comandancia de Girona, bajo la dirección del Juzgado de Instrucción Número 4 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional, han detenido este viernes en la localidad de Figueras (Girona) a un ciudadano marroquí con documentación holandesa.

El arresto se ha llevado a cabo en virtud de una orden de detención de las autoridades holandesas por su presunta pertenencia al grupo terrorista Daesh.
Se trata de la segunda operación del Instituto Armado en el mismo día, después de la desarrollada por la mañana en Ceuta, donde se detuvo a dos individuos y se localizó un zulo con un subfusil y tres armas blancas.
Esta nueva detención se ha realizado en el marco de una operación conjunta con las autoridades holandesas y con la participación de servicios de inteligencia de diversos países, habiendo existido una cooperación muy fluida en los últimos días cuando se detectó el regreso del detenido desde Turquía a España, según ha informado el Ministerio del Interior.
Desde ese momento y hasta ahora los contactos han sido continuos para tratar de localizar al presunto retornado y detenerle ante la posibilidad de que su regreso estuviera motivado por el interés de llevar a cabo alguna acción en Europa.
En la localización del presunto yihadista ha sido clave la colaboración de la Policía Local de Figueras, quienes han complementado la actuación de la Guardia Civil, poniendo nuevamente de manifiesto la necesidad de la "máxima implicación de todos los cuerpos policiales y servicios de seguridad para hacer frente a esta amenaza".
Los investigadores tratan de determinar el grado de radicalización que tenía el detenido, sus posibles vinculaciones en Europa, las actividades que ha podido estar realizando a favor del Daesh y cuál era su propósito desde que llegó a España.
Desde 2015, año en el que el Ministerio del Interior elevó a 4 el Nivel de Alerta Antiterrorista (NAA-4) las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han detenido a un total de 181 terroristas yihadistas.