Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil colabora en la detención de 19 personas de una de las cinco familias de la 'Cosa Nostra' neoyorquina

La Guardia Civil, el FBI, la DEA, Homeland Security y los Departamentos de Policía de Nueva York y Nueva Jersey han detenido a un total de 19 personas de la familia Luchese, una de las cinco familias de la 'Cosa Nostra' neoyorquina, en el marco de una operación conjunta contra el crimen organizado.
Según ha informado la Guardia Civil en un comunicado, también han sido arrestados "varios individuos 'asociados' de las familias Bonanno y Genovese".
Las acusaciones contra los detenidos en la denominada operación Brooklyn son el asesinato en 2013 de Michael Meldish, jefe de un grupo local de narcotraficantes, así como los delitos asociados al crimen organizado: conspiración para el asesinato, extorsión, usura, asalto, fraude, blanqueo de capitales, tráfico de drogas y apuestas ilegales.
LA GUARDIA CIVIL Y EL CASO DE 'EL ESPAÑOL'
La investigación de la Guardia Civil en la citada operación fue de "especial importancia" para la adquisición de elementos probatorios relacionados con un individuo de origen español vinculado con la familia Bonanno --otra de las cinco familias neoyorquinas--, el cual, por su condición de "asociado" tenía permitido relacionarse con individuos de otras organizaciones, siempre con fines delictivos.
En el caso de C.G.B., conocido como 'El Español', este pretendía realizar un envío de cocaína desde Argentina a España utilizando para su ocultación la disolución de la droga en el interior de envíos de botellas de vino desde el país sudamericano.
En el transcurso de la investigación y las diversas ocasiones en las que 'El Español' se desplazó a España para ultimar operaciones delictivas con organizaciones criminales asentadas en nuestro país, fue sometido por los investigadores a una "permanente y discreta" vigilancia, a través de la cual se obtuvo "gran cantidad de información" que se trasladó a los agentes del FBI desplazados desde Nueva York a España para trabajar conjuntamente con la Guardia Civil.
Las reuniones mantenidas por 'El Español' en España con otros miembros de la familia que se habían trasladado también desde Estados Unidos, así como con componentes de la mafia de Palermo, tenían como objetivo eludir las vigilancias de las que eran objeto en Nueva York.