Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Govern cuestiona que Rajoy quiera diálogo si el PP avala el suplicatorio contra Homs

Munté: "Las intenciones están muy bien pero lo que queremos son hechos"
La portavoz del Govern, Neus Munté, ha criticado este martes que la voluntad de diálogo con Catalunya que ha expresado el Gobierno central son "palabras vacías" si, al mismo tiempo, el PP avala en el Congreso el suplicatorio contra el exconseller Francesc Homs para que declare ante el Supremo por la consulta del 9N.
En la rueda de prensa posterior al Consell Executiu, ha lamentado que la voluntad de diálogo expresada por la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, no se corresponda con hechos y ha reprochado que por ahora toda voluntad de negociar del Gobierno central es una "escenificación" y nada más.
"Las intenciones están muy bien pero lo que queremos son hechos", ha zanjado la portavoz, que ha acusado al Gobierno de judicializar la política con procesos judiciales como el que afecta a Homs o a la alcaldesa de Berga, Montse Venturós.
El Govern reacciona así a dos hecho recientes: por un lado la oferta de diálogo que ha lanzado el nuevo Gobierno a la Generalitat, y por el otro la decisión del PP --junto con C's y PSOE-- de tramitar en el Congreso el suplicatorio contra Homs para que declare ante el Supremo.
Munté ha considerado que voluntad de diálogo sería oponerse al suplicatorio; aportar la financiación que hubiera evitado el aplazamiento a 2018 de los Juegos Mediterráneos, o atender a alguna de las 46 peticiones que Puigdemont formuló a Rajoy en la reunión que mantuvieron en abril de este año.
También ha afirmado que el Govern no piensa considerar un mérito que el nuevo Ejecutivo de Rajoy se muestre dispuesto a hablar con Catalunya, ya que ha opinado que la voluntad de diálogo tiene que ser "un elemento indispensable" en cualquier gobernante.
ENCUENTRO RAJOY-PUIGDEMONT
Ha insistido en que cuando las agenda lo permitan habrá un "encuentro formal" entre Puigdemont y Rajoy, y ha explicado que algunos consellers han enviado cartas a los ministros recién nombrados para felicitarles y para exigirles compromisos pendientes con Catalunya.
Ha insistido en que la Generalitat no participará en la conferencia de presidentes autonómicos para abordar una reforma de la financiación, aunque seguirá el tema: "Lo que no haremos es liderar ninguna propuesta.
Escucharemos lo que nos proponen". Preguntada por si vería con buenos ojos que el Gobierno tuviera como gesto celebrar una reunión del Consejo de Ministros en Barcelona, ha expuesto: "Puede reunirse donde quiere, lo más importante es que lo que aprueben en el Consejo se cumpla".