Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gordó reafirma que no ha cometido ilegalidades en la financiación de CDC

El exconseller de Justicia y diputado de JxSí en el Parlament Germà Gordó ha reafirmado este viernes que no ha cometido ilegalidades en la financiación de CDC, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) le haya abierto una investigación por su supuesta participación en la trama del presunto cobro de comisiones ilegales.
Así lo ha manifestado a Europa Press después de que, en el auto, la Sala Civil y Penal del TSJC se declara competente para investigarle --dada su condición de aforado al ser diputado-- y ha abierto diligencias contra él por los supuestos delitos de tráfico de influencias, prevaricación y malversación de fondos públicos.
La decisión ha llegado después de que el juez de El Vendrell (Tarragona) que investiga el caso 3% pidiese al TSJC abrir diligencias contra el exconseller, mientras que seguirá tramitando la causa contra el resto de investigados, que no son aforados.
En la reciente comparecencia de Gordó en el Parlament, ya sostuvo que siempre había actuado de acuerdo con el ordenamiento jurídico y negó que las reuniones que mantuvo con empresarios siendo secretario del Govern estuviesen relacionadas con la supuesta financiación ilegal de CDC.
"Claro que me he reunido con empresarios. Sólo faltaría. Y con sindicatos, entidades culturales, colegios profesionales,... Con todos los que me lo pedían", explicó sobre las relaciones con supuestos casos de corrupción que afectan a CDC.
También afirmó que en esas reuniones nadie le pidió nada "en contra del ordenamiento jurídico", que él se limitaba a escuchar los problemas que le planteaban, y que estos encuentros no eran su prioridad.
En un escrito hace meses, la Fiscalía había solicitado que se le investigase al considerar que era el "conseguidor o recaudador" de las supuestas comisiones ilegales de empresarios al partido a cambio de adjudicaciones de obras desde instituciones que CDC controlaba, y en esa ocasión se rechazó la solicitud del Ministerio Público.