Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gomendio recuerda que la reforma de grados se aprobó tras dos años de conversaciones

Montserrat GomendioEFE

La secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, ha recordado a los rectores que la aprobación por parte del Consejo de Ministros del decreto de ordenación de los estudios universitarios se ha producido después de dos años de conversaciones con las universidades.

"Llevamos hablando con ellos dos años de esta reforma y en lo que quedamos de acuerdo era que la decisión del sistema rígido había sido una equivocación y que había que modificarlo hacia un sistema flexible", ha indicado Gomendio en declaraciones a la SER, preguntada por la petición de los rectores de disponer de más tiempo para su implementación. La Conferencia de Rectores Españoles (CRUE) celebra hoy una asamblea extraordinaria a raíz de la aprobación del decreto.
Gomendio ha insistido en que "la mayoría de los rectores ha reconocido que el sistema rígido fue un error y que hay que modificarlo y algunos han pedido más plazo". Por este motivo, la número dos del Ministerio de Educación, ha recordado que la reforma es de aplicación voluntaria "para que sean las universidades quienes decidan si quieren implementarlo y a qué ritmos".
La secretaria de Estado ha rechazado también que la reforma pueda suponer una quiebra del principio de igualdad de oportunidades y ha recordado que el "modelo que se ha consolidado en otros países es el de tres grados más uno de máster". En este sentido, ha asegurado que la reforma no supondrá un encarecimiento de las titulaciones.