Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno impulsa una reforma legal para poder fijar la nueva senda de déficit estando en funciones

El Gobierno impulsa una reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria para que se pueda adaptar la senda de déficit y deuda a los nuevos objetivos señalados por la Unión Europea para todas las administraciones públicas en una situación excepcional como la actual, con el Ejecutivo en funciones y sin capacidad para aprobar una medida así.
En la práctica, una de las consecuencias es que la medida servirá para poder pasar el déficit autorizado a las comunidades autónomas este año del 0,3% previsto en enero al 0,7% decidido en abril y aprobado por la UE. También se aprobará la senda para el ejercicio que viene, que todavía no se ha decidido, ha explicado el ministro de Hacienda y Adminsitraciones Públicas, Cristóbal Montoro.
La decisión ha sido tomada en el Consejo de Ministros de hoy y atiende una reclamación de las comunidades autónomas, que exigían al Ejecutivo medidas para poder preparar con seguridad jurídica sus presupuestos para el próximo ejercicio. Pedían además información sobre la liquidación del año 2015 y la previsión de los ingresos que recibirán del sistema de financiación autonómica en 2017.
El ministro ha explicado que con esta salvedad en la Ley su departamento podrá convocar el Consejo de Política Fiscal y Financiera en el que se sientan todas las CCAA para debatir y aprobar los objetivos del año que viene. Lo mismo se hará con la Comisión Nacional de Administración Local en el caso de los ayuntamientos. Esos objetivos serán después aprobados por el Gobierno y enviados a las Cortes para su ratificación definitiva.
REFORMA DEL ARTÍCULO 15
La medida fue adelantada por el Gobierno de Canarias tras una reciente reunión con Montoro en Madrid. El presidente autonómico, Fernando Clavijo, planteó una reforma del artículo 15 de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, el que fija cómo se establecen los objetivos de déficit, deuda y regla de gasto para el conjunto de las administraciones.
Ahí se incluirá una salvedad para cuando se produzcan dos situaciones excepcionales, ha señalado el ministro. Por un lado, que la UE apruebe una nueva senda de estabilidad para España y que al mismo tiempo el Gobierno no tenga capacidad para aprobar esa actualización, como ocurre ahora al estar en funciones.
La reforma será presentada por el Grupo Parlamentario Popular en el Congreso ya que el Gobierno no puede en su situación aprobar un proyecto de ley. Montoro ha asegurado que ha sido negociada con todos los grupos, que la disposición en general es positiva y que tendrá "mayoría suficiente" para su aprobación con urgencia.
4.000 MILLONES PENDIENTES DEL FLA
Cristóbal Montoro ha subrayado otra de las consecuencias de esta reforma. Una vez que el objetivo de déficit se amplíe oficialmente del 0,3 al 0,7%, el Gobierno podrá liberar los 4.000 millones de euros del Fondo de Liquidez Autonómica con los que las comunidades adheridas puedan cubrir la diferencia. El dinero está de momento retenido.
El ministro ha explicado que de momento se ha aprobado ya el reparto del cuarto trimestre del FLA de este año. Son en total 10.489 millones de euros para ese objetivo inicial del 0,3%, pero una vez que se amplíe al 0,7% se liberarán otros más de 4.000 millones de euros. "Necesitamos cambiar el objetivo de déficit cuanto antes", ha apremiado Cristóbal Montoro.