Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno reforma el órgano de gobierno de los jueces incumpliendo su programa electoral

Gallardóncuatro.com

El Consejo de Ministros ha aprobado la reforma del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en la que se mantiene la designación parlamentaria de todos los vocales y se reduce a seis, más el presidente, el número de vocales en dedicación exclusiva. Así el PP rompe su promesa de permitir a los jueces más libertad a la hora de elegir su órgano de gobierno. Las Cámaras elegirán a jueces afiliados y no afiliados a las asociaciones, tratando de conseguir una proporción entre ellos del 50 por ciento. El minsitro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, ha asegurado que así se mantiene la no politización de la Justicia.

Durante la rueda de prensa celebrada tras el Consejo de Ministros, Gallardón ha justificado el mantenimiento de la designación parlamentaria en la "continuidad institucional" y la "vocación de consenso" parlamentario. El anteproyecto será trasladado a las asociaciones y a las autoridades judiciales para que puedan aportar sus alegaciones.
Como principal novedad, se reducen los vocales con dedicación exclusiva y se permite que compaginen su cargo con el ejercicio de su carrera profesional. Así, será el presidente y los seis miembros de la Comisión Permanente --quienes permanecerán un año en la misma, rotando este puesto entre todos los integrantes del Consejo-- los únicos liberados.
Igualmente, la propuesta de Gallardón reduce a cuatro las comisiones de este órgano, frente a las doce actuales. Únicamente funcionarán las comisiones Permanente, Disciplinaria, de Igualdad y de Asuntos Económicos.
Sobre los nombramientos, las Cámaras elegirán a jueces afiliados y no afiliados a las asociaciones, tratando de conseguir una proporción entre ellos del 50 por ciento, similar a la que existe en la Carrera Judicial. El proyecto también evita los bloqueos en las renovaciones.
La norma con la previsión de ser aplicada en la próxima renovación del Consejo, que se producirá en septiembre de 2013.
Gallardón elevó el pasado julio al Consejo de Ministros las conclusiones elaboradas por la Comisión de expertos en las que se diseñaba un órgano en el que sólo estuviera liberado el presidente y en el que doce de los 20 vocales de adscripción judicial fueran elegidos por los propios jueces y magistrados, en vez de por el Parlamento.
El ministro manifestó entonces someter al "máximo consenso" la reforma de la ley e inició negociaciones con el PSOE, que avisó de que la designación de los vocales por parte de las Cortes Generales era una cuestión "innegociable".
Así la propuesta actual se aleja del compromiso con el que Gallardón llegó al cargo y los 'populares' plasmaron en el programa electoral con el que se presentaron a las elecciones. "Promoveremos la reforma del sistema de elección de los vocales del Consejo General del Poder Judicial, para que, conforme a la Constitución, doce de sus veinte miembros sean elegidos de entre y por jueces y magistrados de todas las categorías", rezaba el texto.