Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno murciano achaca la filtración de datos de funcionarios a un "fallo informático" y anuncia una investigación

El Gobierno regional no ha publicado "ningún dato" de empelados públicos docentes, y achaca la filtración de los mismos a un "fallo informático" que está "investigando" para "depurar responsabilidades", según han hecho saber la portavoz del Ejecutivo autonómico, Noelia Arroyo, y la consejera de Educación, Juventud y Deportes, Adela Martínez-Cachá.
En concreto, Arroyo y Martínez-Cachá han hecho estas declaraciones en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno y al ser preguntadas por las críticas de la Federación de Empleados y Empleadas de los Servicios Públicos de UGT Región de Murcia (FeSP-UGT), que este martes lamentó que la Consejería de Educación había "desprotegido datos de cientos de docentes que habían pedido comisiones de servicio."
En este sentido, Martínez-Cachá se ha remitido a la respuesta dada por el Servicio de Informática de la Comunidad, y ha insistido en que el asunto se corrigió "en cuanto se tuvo noticia exacta de la vulnerabilidad del sistema de seguridad". De hecho, ha señalado que el sistema que se está utilizando ahora, que emplea números aleatorios, "no permite que se vulnere la seguridad".
A este respecto, ha recordado que el servicio de Informática pidió disculpas a los docentes, y la propia Martínez-Cachá ha querido trasladar esas disculpas, pero ha instado a tener "clara" la magnitud del "desafortunado incidente".
"El sistema no estaba abierto a todo el mundo", según Martínez-Cachá, quien explica que para acceder a los datos había que "tener una clave y había que cambiar el número de URL". No obstante, ha insistido en que el incidente "se corrigió en cuanto se tuvo noticia de la vulnerabilidad de eses sistema de seguridad".
El consejero de Hacienda, Andrés Carrillo, ha explicado precisamente en la reunión del Consejo de Gobierno que se ha abierto un proceso para "depurar responsabilidades" en este sentido, tal y como ha anunciado Martínez-Cachá.
Arroyo, por su parte, ha destacado que la Comunidad "no ha publicado ningún dato", algo que ha considerado "importante" que conozca la población. Precisamente por eso, el Gobierno murciano ha comenzado una fase de investigación, para averiguar "qué personas tenían acceso con una clave a ese sistema que transformaba un archivo PDF en una dirección web de manera no aleatoria".
Ha señalado que fue un fallo informático, que "no suelen suceder pero nadie está libre" de sufrir. Además, este incidente "excede" las competencias de la Consejería de Educación, Juventud y Deportes y de la propia Comunidad, según Arroyo, quien ha indicado que se trata de otro "reto" en el que sigue trabajando la Dirección General de Patrimonio, Informática y Telecomunicaciones.
La Comunidad exigirá responsabilidades pero, sobre todo, ha pedido "disculpas a esos docentes que, al final, han sido los afectados de que se pongan en el escenario público esos datos más privados".