Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un equipo del Gobierno aragonés esperará en el Monasterio de Sijena las 44 obras que Cataluña debe devolver

El plazo para la devolución de estos bienes de arte religioso finaliza este lunes
Un equipo del Gobierno de Aragón estará este lunes en el Monasterio de Sijena para recoger las 44 piezas de arte religioso, que se encuentran en el Museo de Lérida, y que ha de devolver Cataluña. El plazo vence este 31 de julio.
El grupo, liderado por el director general de Cultura y Patrimonio, Nacho Escuín, llegará por la mañana al Monasterio, donde permanecerá hasta las 22.00 horas para esperar el retorno del patrimonio expoliado, como consta en las sucesivas decisiones judiciales que han ido dando la razón a las demandas aragonesas.
Este lunes, 31 de julio, expira el plazo concedido por la jueza del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Huesca para la devolución de estos bienes, en poder de Cataluña, y que tendrían que haber estado en Sijena ya hace un año.
El pasado verano, la Generalitat ya incumplió los plazos para devolver los bienes de Sijena, de los que solo envió 51 que se encontraban en el Museo Nacional de Arte de Cataluña. Faltan por tanto 46 piezas: dos que el gobierno de Cataluña dice que ha extraviado y las 44 que están en el Museo de Lérida, la mayoría sin exponer, y que deben volver a Aragón.
EXPOSICIÓN
A las mejoras y compra de mobiliario que se han llevado a cabo en el Real Monasterio de Santa María de Sijena, se une ahora el operativo que el Gobierno de Aragón ha organizado para recibir las piezas, valorar su estado y depositarlas en los lugares ya preparados al efecto.
Para la exhibición de las obras de arte, el Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Ejecutivo aragonés ha invertido más de 400.000 euros, que se han destinado a la rehabilitación y acondicionamiento de los antiguos dormitorios y la sala capitular del monasterio, que se encuentran en perfectas condiciones. En concreto, se han instalado seis módulos parabanes para exhibir los bienes en forma de bastidor de madera, además de la iluminación necesaria para su mejor lucimiento.
En la actualidad, se puede visitar la exposición de los 51 bienes que Cataluña devolvió en julio de 2016. Entonces, la Generalitat debería haber devuelto la totalidad de los 97 bienes.
SENTENCIA
El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Huesca, en sentencia de fecha 8 de abril de 2015, declaró nulas las compraventas de los bienes de Sijena realizadas por la Generalitat y el Museo de Arte de Cataluña (MNAC) entre 1982 y 1994 y reconocía a la Orden Sanjuanista del Real Monasterio de Sijena como la única propietaria de esos contratos.
La posesión material de dichos bienes ha de ser reintegrada a sus propietarios y los bienes trasladados al Monasterio de Sijena, ubicado en el término municipal de Villanueva de Sijena (Huesca), según la sentencia.
La magistrada consideraba acreditado que tanto la Comunidad autónoma de Aragón como el Ayuntamiento de Villanueva de Sijena están "legítima y legalmente autorizados" para reclamar los bienes por cuanto les corresponde la protección y gestión del patrimonio cultural e histórico aragonés.
"Dado que ostentan competencias administrativas culturales sobre el monumento, tienen plena legitimación para solicitar la nulidad de los contratos celebrados entre la Generalitat de Cataluña y la Comunidad Religiosa que enajenó los bienes del Monasterio de Villanueva de Sijena", se puede leer en sentencia.
Los bienes objeto de estos contratos de compraventa se encontraban en el Monasterio de Villanueva de Sijena en el momento de la declaración como Monumento Nacional en 1923 y, por ello, eran parte integrante del mismo.
Las enajenaciones "en ningún caso deberían de haberse producido, pues la legislación protectora vigente no permitía el desmembramiento y consiguiente destrucción de Bienes de Interés Cultural". La magistrada estima que "adolecen de un vicio de nulidad absoluta o radical, de pleno Derecho".
No se notificaron previamente estas enajenaciones ni a la Administración del Estado, ni a la Diputación General de Aragón, argumenta la sentencia.
El 26 de julio de 2016 llegaron a Sijena 51 de las 53 piezas adquiridas en 1982 y 1994 y que se encontraban en el MNAC, cumpliendo así una parte de la sentencia. Ahora se agota el plazo para la devolución de las otras 44 obras que fueron compradas para el Museo de Lérida.