Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno dice que el TEDH no cuestiona la desobediencia de Atutxa, sino el hecho de no haberle dado audiencia

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha asegurado este martes que la decisión el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo no cuestiona en su sentencia la desobediencia a la autoridad judicial del expresidente del Parlamento vasco Juan María Atutxa, sino el hecho de no haberle dado audiencia.
En concreto, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo ha reconocido que Atutxa y los exmiembros de la Mesa de la Cámara de Vitoria Kontxi Bilbao y Gorka Knorr vieron vulnerado su derecho a un juicio equitativo cuando fueron condenados por el Tribunal Supremo en abril de 2008 al negarse a disolver el grupo parlamentario Sozialista Abertzaleak (SA) tras la ilegalización de Batasuna en 2003.
La sentencia hecha pública este martes afirma que la justicia española vulneró el derecho a un juicio con todas las garantías reconocido por el artículo 6.1 de la Convención de los Derechos Humanos y dice que cada uno de ellos deben ser indemnizados con un euro por daño moral --se trata de la cantidad que reclamaron en su demanda-- a los que se deben sumar 600 euros destinados al pago de las costas del proceso.
Catalá, que sigue en el Congreso la moción de censura que Podemos ha presentado contra Mariano Rajoy, ha realizado una primera valoración de la decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos desde su cuenta oficial de Twitter.
"La sentencia del TEDH no cuestiona la desobediencia de Atutxa a la autoridad judicial sino el hecho de no haberle dado audiencia", ha asegurado el ministro en un mensaje en la red social, que ha recogido Europa Press.