Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno admite que el fallo del TC sobre la amnistía es una "contrariedad" pero recalca que no la cuestiona

PSOE y Podemos piden ya la dimisión de Montoro mientras Cs insta al ministro a comparecer en el Congreso pero de momento no pide que se vaya
El Gobierno ha admitido este jueves que el fallo del Tribunal Constitucional declarando inconstitucional la llamada amnistía fiscal es una "contrariedad", pero ha subrayado que es un reproche sobre el procedimiento legislativo elegido que no cuestiona la medida, han indicado a Europa Press fuentes del Ejecutivo.
En concreto, el Pleno del TC ha declarado de forma unánime la inconstitucionalidad de la amnistía fiscal aprobada por el gobierno de Mariano Rajoy en marzo de 2012 porque utilizó para ello el decreto-ley, lo que la propia Constitución prohíbe para este tipo de medidas. Eso sí, el alto tribunal califica lo ocurrido de "abdicación del Estado ante su obligación de hacer efectivo el deber de todos de concurrir al sostenimiento de los gastos públicos".
Sin embargo, desde el Ejecutivo obvian esta última crítica del TC y se centran en el procedimiento. Así, subrayan que en la sentencia no se cuestiona nada relativo a la regularización en sí, sino que se usara el decreto-ley siendo un tema que afectaba a deberes del ciudadano, que están excluidos de esa fórmula legislativa.
Por eso, las mismas fuentes insisten en que el reproche es sobre el procedimiento legislativo elegido por el Gobierno del PP, el decreto-ley, pero no por nada referente al fondo del asunto o la propia regularización.
DURAS CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN
Pese a que el Gobierno estima que se trata de un fallo basado en aspectos formales y no de fondo, las fuentes consultadas admiten que es una "contrariedad", conscientes de que la oposición utilizará esta sentencia para atacar duramente a Mariano Rajoy.
De hecho, el PSOE --que presentó en su día el recurso al TC-- ha sido el más crítico. Su portavoz de Economía en el Congreso, Pedro Saura, ha exigido la dimisión "inmediata" del ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro. "Si tuviera un mínimo de vergüenza, se iría hoy mismo", ha exclamado.
También Podemos ha pedido la dimisión de Montoro. Según esta formación, esta decisión representa un nuevo motivo para la moción de censura que han registrado contra el Gobierno de Mariano Rajoy. "El Constitucional recoge la alfombra roja que el PP puso a los defraudadores. Pero no hay motivos para la moción...", ha ironizado el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en su cuenta de Twitter.
Por su parte, Ciudadanos ha reclamado al ministro de Hacienda que dé explicaciones en el Congreso tras el fallo del TC, pero ha evitado exigir, al menos de momento, su dimisión. Eso sí, ha señalado que tiene que haber "responsabilidades políticas".