Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno dice que no apoyó en el Palau acusar a CDC por motivos jurídicos y por ser una "batalla política" ajena

El Gobierno ha asegurado que no apoyó en el Consorcio del Palau que se ampliase a Convergència (CDC) la acusación por el caso de las comisiones ilegales del 3% porque fue desaconsejado por los servicios jurídicos y porque vieron que era una "batalla política" entre el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat, y dentro del Gobierno catalán, entre PDeCAT y ERC.
Así ha respondido el ministro Portavoz y titular de Educación y Culturas, Íñigo Méndez de Vigo, al ser preguntado en el Congreso por el portavoz de En Comú, Xavier Domènech, quien vinculó esta decisión con la aprobación del decreto ley de la reforma del sector de estibadores y el anuncio de que el PDeCAT, el partido heredero de CDC, no se iba a oponer a su convalidación.
El Consorcio del Palau de la Música se reunió el pasado viernes para decidir, entre otras cosas, si dicha institución se personaba contra Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) por recibir 6,6 millones de euros en comisiones ilegales en el denominado 'Caso 3%'.
Pero mientras los representantes de la Generalitat delegaron su voto, los del Ministerio de Cultura ni asistieron ni delegaron, lo que provocó que el Govern derrotara a los dos representantes del Ayuntamiento de Barcelona, que sí votaron a favor de personarse en la acusación contra CDC.
En la sesión de control de este miércoles, Domènech pidió explicaciones a Cultura por esa ausencia y Méndez de Vigo replicó alegando motivos técnicos, ya que lo desaconsejaban los informe jurídicos, y rechazando otras especulaciones propias de una "imaginación muy fértil".
((SEGUIRÁ AMPLIACIÓN)))