Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno dice que es el PSOE el que debe explicar por qué ha cambiado de opinión sobre el techo de gasto

El secretario de Estado y Función Pública, José Enrique Fernández de Moya, ha afirmado que es el PSOE el que debe explicar por qué ha cambiado de opinión sobre el techo de gasto cuando se trata de las mismas cifras a las que los socialistas dieron el sí el diciembre de 2016.
"Eso lo tiene que explicar quien haya cambiado de posición porque la postura del gobierno y los objetivos son los mismos", ha dicho Fernández de Moya a los periodistas durante su visita a las instalaciones del Banco de Alimentos.
En esta línea ha apuntado que "la senda de lo que representa el cumplimiento de objetivos de déficit público para el conjunto de administraciones públicas no ha sufrido ninguna variación" y "el PSOE votó en diciembre de 2016 que sí y ahora vota que no".
El techo de gasto o límite de gasto no financiero de cara a 2018 supone una dotación de119.834 millones de euros, lo que supone un incremento de 1.497 millones de euros respecto a este ejercicio. El secretario de Estado de Hacienda ha recordado que la aprobación del techo de gasto y la senda de estabilidad junto con los objetivos de déficit para el conjunto de las administraciones de públicas marcan el inicio de la elaboración del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para 2018.
Ha subrayado que España es "un referente en el conjunto de la Unión Europea" porque "crecemos por encima del tres por ciento, estamos generando empleo y hemos recuperado el 69 por ciento del empleo que se perdió en la crisis".
El objetivo, según Fernández de Moya, de los PGE es el del crecimiento económico y que éste se transforme en creación de empleo, además de llevar a cabo una reducción de los objetivos de déficit público y de mantenimiento del Estado del Bienestar.
"Para este año el objetivo de déficit público está en el 3,1 por ciento y si bajamos del tres por ciento lograremos salir del PDE (prodecimiento de déficit excesivo). Para el año que viene lo que se ha aprobado es que estemos en el 2,2 por ciento del PIB", ha explicado el número dos del Ministerio de Hacienda.
"MONTORO HA TENDIDO LA MANO A TODOS"
Ante la negativa del PSOE a apoyar las cifras, Fernández de Moya ha apuntado que el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, "ha tendido la mano a todos y a cada uno de los grupos parlamentarios en las Cortes Generales para sacar adelante el techo de gasto el martes que viene y a partir de ahí iniciar el proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado".
El Consejo de Ministros extraordinario de este lunes aprobó el techo de gasto, la senda de estabilidad y los objetivos de déficit para el periodo 2018/2020 y ha reiterado que "no ha habido ni una sola variación respecto a la propuesta que sí votó el PSOE en diciembre de 2016".
Pese a ello, ha insistido en que desde el Ministerio de Hacienda "nos vamos a reunir con todos los grupos parlamentarios, vamos a dialogar con todas y cada una de las fuerzas políticas" para explicarles "por qué hemos marcado en compromiso con Bruselas y la Unión Europea tanto la senda de estabilidad como los objetivos de déficit público y por qué hemos fijado ese techo de gasto".
El objetivo del diálogo no es otro que "poder conseguir el mayor consenso parlamentario al objeto de sacar el techo de gasto" y dar el primer paso para despejar el camino a los PGE de 2018.
En lo que respecta a las críticas formuladas desde el Ejecutivo andaluz, Fernández de Moya ha dicho lamentar "profundamente que el Gobierno socialista en la Junta de Andalucía trate de esconder que el gran aliado que tiene la comunidad autónoma de Andalucía es el Gobierno de España".
"Es curioso que no hablen de cómo los mecanismos extraordinarios de liquidez le han determinado cerca de 40.000 millones de euros en los últimos cinco años, dinero que le ha servido a la Junta de Andalucía para el mantenimiento y prestación de servicios públicos esenciales".
También ha recordado que "el Gobierno de la Junta de Andalucía votó en diciembre de 2016 el objetivo de déficit", aunque ahora "se desdice y vota justamente lo contrario" por lo que "son los que han cambiado de opinión los que tienen que explicar por qué en diciembre votaron una cosa y ahora en julio votan la contraria".