Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno vasco: el PP "no avanza por el buen camino" en la relación con PNV y "tiene que poner más por su parte"

El consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, cree que el Gobierno del PP "no avanza por el buen camino" en la relación con el PNV y el Ejecutivo vasco porque sigue "poniendo en cuestión muchas de las decisiones" adoptadas por el Gabinete de Iñigo Urkullu, y le ha reclamado que "ponga más por su parte".
En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Azpiazu ha afirmado que "el clima" que tuvo con el ministro, Cristóbal Montoro, en su primera reunión como consejero, "depende de la relación personal" que él tiene con el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas desde hace muchos años, y ha reconocido que eso facilita la comunicación.
"Ahora, no hay que confundir el clima personal con el político. Y el clima político, en este momento, con el hecho de que Madrid esté recurriendo o poniendo en cuestión muchas de las decisiones que adopta el Gobierno vasco, no es el camino adecuado para avanzar por el buen camino. Eso dificulta la relación", ha aseverado.
En este sentido, ha apuntado que, "si Madrid quiere tener una relación más estable para entenderse con el PNV y con el Gobierno vasco tiene que poner bastante más de su parte".
CONCIERTO Y CUPO
En cuanto a la negociación del Cupo, ha señalado que se abrió "un camino" y ahora se creará "un grupo de trabajo para avanzar en los acuerdos que tenga que haber" en esta materia, y también en "los problemas que se han derivado del funcionamiento del Concierto a lo largo de los últimos años".
El consejero ha señalado que la pretensión es llegar a un acuerdo que se firme en el seno de la comisión mixta del Concierto. "Estamos en los prolegómenos, estamos empezando en estos momentos", ha dicho.
Azpiazu ha explicado que todavía no hay fecha para un nuevo encuentro. "Vamos a ver si empieza a funcionar el grupo de trabajo, si vamos dando avances, y cuando los haya, iremos teniendo los encuentros que sean necesarios. Pero, de momento, no", ha subrayado.
El titular de Economía y Hacienda ha indicado que "no le gusta hablar de las cifras", aunque se ha apuntado a los 1.600 millones como "importe de la discrepancia" de las liquidaciones del Cupo. "Mejor que hablar de las cifras es establecer un método para resolver el problema, llegar a un acuerdo estableciendo una metodología de trabajo", ha añadido.
Azpiazu ha precisado que, en todo caso, la cantidad de 1.600 millones proviene de los últimos diez años de discrepancias que ha habido entre lo que el Gobierno vasco entiende que debe pagar a Madrid y Madrid cree que debe cobrar.
Según ha puntualizado, deben ponerse sobre la mesa las razones entre unos y otros para "cerrar, al final, un acuerdo con una cifra que sea la razonable para las partes". "No hay que poner líneas rojas a ninguna negociación. Si queremos llegar a un acuerdo, no podemos decir que 'o me das todo o me voy'", ha aseverado.
El consejero no ve "mucho" que en Madrid haya un PP "diferente", aunque hay unos cambios, "probablemente, más estéticos que de fondo". "Parece que el PP se acerca más a otros grupos parlamentarios, no al PNV sólo, sino al PSOE, etc", ha dicho.
No obstante, ha apuntado que se trata de "necesidad, no convicción". "Yo creo que el PP tendría que tener la convicción de que es mejor llegar a acuerdos con los demás, pero con carácter permanente, no simplemente por momentos extremos de necesidad", ha añadido, para emplazarle a que lo haga "por convicción democrática".
A su juicio, el PP no fía todo al PNV para aprobar las cuentas. "Creo que el PP está intentando buscar acuerdos más amplios con el PSOE. Si llega a acuerdos con el PNV o no, será cuestión del grupo parlamentario en Madrid y del PNV, pero creo que la idea del PP es que con el PSOE quiere tener un acuerdo amplio", ha manifestado.
PRESUPUESTOS VASCOS
El consejero de Economía y Hacienda considera que "es una buena noticia" que EH Bildu quiera hablar de los Presupuestos vascos y ha señalado que el Ejecutivo está dispuesto a dialogar sobre su "planteamiento global de cambios para ver si hay alguna posibilidad de avanzar por ese camino".
Asimismo, ha recordado que Podemos también ha dicho que está dispuesto a hablar, algo que cree "positivo". "Nosotros le explicaremos un poco la situación presupuestaria y nuestras cifras para ver si somos capaces de llegar a un acuerdo, y me imagino que el PP también está dispuesto a hablar", ha añadido.
En este sentido, ha destacado la voluntad del Ejecutivo de intercambiar puntos de vista con todos los partidos y ver con quién pueden llegar a un acuerdo. "Esperemos que sea lo más amplio posible. Sabemos que no es fácil, pero lo intentaremos", ha manifestado.
Azpiazu ha admitido que "no hay un crecimiento muy grande" en los Presupuestos, "pero está condicionado por la cuestión de la recaudación, la situación de la economía y por el contexto europeo, que exige una reducción del déficit público adicional".
"También se verá que los esfuerzos importantes se están realizando en las políticas sociales que es un compromiso primordial importante del Gobierno vasco y que también vamos a impulsar, tal como se ha comprometido en el acuerdo de Gobierno, la I+D+I al menos un 5% para tratar un poco de impulsar la actividad económica", ha explicado.
En su opinión, el impulso de la actividad económica, generadora de empleo, y el mantenimiento y mejora de los servicios sociales, "son los dos ejes de este Presupuesto que, desde el punto de vista político, se puede explicar y se puede asumir también por parte de la oposición". "Y ésa es nuestra idea", ha puntualizado. Azpiazu espera que, para mediados o finales de abril, los Presupuestos puedan estar aprobados y en funcionamiento".
Tras precisar que no habrá recortes en las cuentas, ha explicado que tampoco "va a haber muchas alegrías". "El crecimiento va a ser muy moderado, de entre el 1 y el 2%. Eso va a exigir a todos los Departamentos hacer una política ajustada", ha añadido, para señalar que se va a cumplir con los objetivos marcados en el acuerdo de Gobierno entre PNV y PSE-EE.
El titular de Economía y Hacienda ha rechazado que pueda haber fricciones en este tema entre jeltzales y socialistas porque el Ejecutivo es "perfectamente consciente de cuál es la situación presupuestaria".
Respecto a la posible traslación del incremento del SMI a la RGI, ha asegurado que "habrá que verlo" porque "a la vez que aprueba eso, también va a aprobar un Real Decreto para interpretar o deslindar aquellas cuestiones que deben ser ajenas a la evolución del salario Mínimo". "Creo que tenemos que analizar eso con cierto detenimiento y, luego, lo que la ley diga, habrá que cumplir", ha insistido.
A su juicio, "de alguna forma", la Renta de Garantía está "vinculada a un indicador absolutamente ajeno". "Vincular la renta de Garantía a un indicador que no está el control en tus manos no tiene mucho sentido. Creo que tiene más sentido, si quieres gestionar la RGI, que esté vinculada a indicadores o a ratios en los que tengamos algo que decir", ha indicado.
No obstante, ha afirmado que cumplirá con la Ley, analizará "lo que diga el Real Decreto" y actuará "en consecuencia", aunque ha admitido que un 8% de aumento en las Cuentas vascas es "una cantidad muy importante" y dado que el crecimiento de las Cuentas es del 1 ó 2%, una subida de ese nivel trastocaría bastante la distribución presupuestaria".
Por último, ha asegurado que, "aunque nada se puede descartar", en alusión a la posibilidad de una prórroga presupuestaria, puesto que el Gobierno no cuenta con la mayoría absoluta, ha asegurado que el Ejecutivo "trabajará para que haya un acuerdo suficientemente amplio para que se puedan aprobar los Presupuestos cuanto antes, y disponer de un marco de actuación de política económica estable en 2017".