Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Gestora advierte contra "la radicalicación" del PSOE porque alguien con complejos crea que deben "parecerse" a otros

Mario Jiménez dice a los críticos que "la tarea" debe ser difundir el trabajo de oposición "útil, institucional y determinante" del PSOE
El portavoz de la Gestora del PSOE, Mario Jiménez, se ha mostrado respetuoso con los críticos a la dirección socialista reunidos esta semana en Madrid, pero ha advertido contra "la radicalización" del partido "porque alguien piense desde posiciones acomplejadas" que el partido tiene que "parecerse" a otros. "Tenemos que parecernos al PSOE de las mayorías".
En una entrevista concedida a Europa Press, el dirigente andaluz ha afirmado que "la tarea" de todo el partido en este momento debería ser apoyar y difundir el trabajo de oposición al Gobierno, que defiende como "útil, institucional y orientada a los problemas de la gente" y que está siendo "determinante" en las votaciones en el Congreso.
Según el portavoz, este papel del PSOE está dando resultado en la opinión pública --"las encuestas marcan tendencia estas semanas"-- y también internamente, porque los militantes ven "de nuevo" a un PSOE determinante en la política española, reivindica. "No se puede tomar ninguna decisión que no pase por el PSOE", ha reivindicado, y ha asegurado que su partido está recuperando así un papel "que la inmensa mayoría" quiere desempeñar.
IZQUIERDA Y CENTRO
Jiménez también ha respondido a la apelación de estos críticos a que el partido vuelva a la izquierda y les ha preguntado si no lo está ya cuando aprueba la subida del SMI, la derogación de la 'ley mordaza' o de la reforma laboral.
"Pero somos un partido de izquierda socialdemócrata. Hemos sido capaces de representar a una mayoría social muy amplia, que es la que permite gobernar. La tarea no puede ser la radicalización porque alguien piense desde posiciones acomplejadas que tenemos que parecernos a nadie. Tenemos que parecernos al PSOE de las mayorías", agrega.
El portavoz de la Gestora apuesta por que el nuevo proyecto para el PSOE "tenga como principal característica que pueda gobernar", recuperar la seguridad que a su juicio tenía el PSOE de hace unos años en que podía ganar desde el centro-izquierda.
UN "SUPUESTO DEBATE" SOBRE LA FECHA DEL CONGRESO
Mario Jiménez no quiere opinar ni sobre las aspiraciones o posibilidades de futuro de Pedro Sánchez ni de Susana Díaz o de otros dirigentes socialistas. Insiste en que el momento de hablar de personas será cuando se convoque el Congreso y que ahora es momento de debatir el proyecto político con calma.
"La responsabilidad aconseja que las cosas se hagan con calma, más allá de que alguien entienda que tiene que utilizar un supuesto debate sobre la fecha del Congreso para intentar levantar una bandera", asegura. Y añade que quien tiene "vocación de aportar", comparte que el PSOE "necesita un tiempo de calma y reflexión".
Durante esta etapa se concluirá la redacción de la ponencia, en la que ya trabaja un grupo de dirigentes nombrados por la Gestora. El documento se va a compartir "con el tiempo y con la tranquilidad necesaria" con la militancia y con la sociedad, explica Mario Jiménez.
Ese trabajo de debate tiene que estar concluido de cara al Comité Federal que se tiene que celebrar dentro de unos meses para convocar el Congreso. A falta de más concreción, sigue vigente lo que anunció el presidente de la Gestora, Javier Fernández: el 39 Congreso del PSOE será antes del verano. ¿Cuándo? "Cuando entre todo el partido se llegue a un consenso", zanja Jiménez.
UN PROYECTO GANADOR
El portavoz de la Gestora afirma que lo trascendental es lograr un proyecto político ganador, "que no se conforma con 85 diputados" y que recupere la capacidad de conectar con la sociedad.
Recuerda Mario Jiménez que el último Congreso ordinario del PSOE se celebró en 2012 y que hasta que se celebre el siguiente también ordinario habrán pasado cinco años "y muchas cosas", empezando por dos elecciones generales con los peores resultados históricos y una crisis económica que ha provocado "cambios profundos".
"Hay nuevos debates que responder: un proceso de globalización superintesivo, respuestas populistas, afrontar la salida de la crisis sin perdedores, actualizar el proyecto político del partido, afrontar el debate territorial, una reforma constitucional. La ponencia tiene que tener profundidad de campo, ser integral, base de un nuevo contrato social con los españoles para volver a ser alternativa de gobierno", concluye.