Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Gestora decidirá esta semana los cambios en la dirección del Grupo Socialista tras la ruptura de la disciplina

La Gestora del PSOE decidirá esta semana los cambios en la dirección del Grupo Socialista como consecuencia de la ruptura de la disciplina de voto que protagonizaron 15 diputados en la investidura del candidato del PP, Mariano Rajoy.
Así lo ha avanzado el presidente de este órgano de dirección provisional, Javier Fernández, en una rueda de prensa en Ferraz después de reunirse con el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, una conversación en la que, según ha dicho, no se ha hablado de las sanciones a los socialistas catalanes que votaron 'no' a Rajoy, desoyendo el mandato del Comité Federal.
"No hemos hablado de eso, será la Comisión Gestora la que, en una reunión próxima decida cuáles son, o cuáles pueden ser, las consecuencias de lo que en su día se votó sobre la propia composición del grupo parlamentario y sobre la dirección del grupo, ha explicado.
Entre los diputados que rompieron la disciplina de voto --siete del PSC, seis del PSOE y dos independientes-- están dos miembros de la dirección: la cabeza de lista por Barcelona, Meritxell Batet, y la diputada balear Sofía Hernanz. Además, Margarita Robles es presidenta de la Comisión de Justicia y hay varios portavoces.
Fernández ha precisado después, cuando se le ha preguntado expresamente por ello, que la Gestora decidirá no sólo sobre los cambios que pueden afectar al PSC, sino al resto de los diputados que rompieron la disciplina.
"La Gestora tiene que hacer un planteamiento en relación a todo lo que se ha plantead y eso se lo trasladaremos al grupo parlamentario", ha señalado. Fuentes socialistas han explicado después que la reunión de la Gestora será el próximo jueves por la tarde, después del acto de apertura de las Cortes.
Otra cosa son las sanciones económicas que la dirección del grupo podría imponer a los diputados del 'no', una multa que va desde los 200 a los 600 euros y que los críticos dan por sentada, como también creen que ocurrirá con los relevos en los cargos que ostentan en el Grupo Parlamentario.