Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Generalitat valenciana y catalana acusan a Montoro de castigarles con la financiación y le exigen que convoque el CPFF

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, y su homólogo catalán, Carles Puigdemont, han acusado este lunes al ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, de "castigar" a estas comunidades con la financiación autonómica. Asimismo, Puig ha exigido la convocatoria del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).
Ambos presidentes autonómicos se han expresado en estos términos en una rueda de prensa en Valencia, donde han participado en la cumbre del Foro Valenciano por el Corredor Mediterráneo y han firmado un convenio de colaboración entre las dos autonomías en materia de turismo.
Carles Puigdemont ha manifestado que el modelo de financiación es "un sistema injusto" y ha destacado que "la infrafinanciación no nos permite avanzar en nuestras competencias institucionales".
Asimismo, se ha mostrado "bastante pesimista" sobre "la rapidez de abordar la reforma de la financiación", ya que cree que pasarán tres años, y sobre "la ambición de una reforma liderada por Montoro y por el Gobierno del PP".
Por su parte, Ximo Puig ha manifestado que Montoro "no puede continuar sin convocar el Consejo de Política Fiscal y Financiera, porque es su obligación". "Hay un grave elemento de irresponsabilidad por parte del Gobierno de España", ha indicado, y ha dicho que "no puede jugar con los intereses de todos".
Según el jefe del Consell, "sería razonable que en este proceso de interinidad tan larga el Gobierno no decida sin contar con las comunidades" y, así, ha señalado que "no tiene sentido que tome decisiones unilaterales".
"Las comunidades somos Estado y ser parte de un Estado exige también la cohesión", ha manifestado el presidente valenciano. Del mismo modo, Puigdemont ha resaltado que "no se puede gobernar de espaldas a las comunidades".