Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gabriel (CUP) plantea el referéndum para finales de mayo y recabar apoyos hasta marzo

Reguant exige a Puigdemont y Junqueras "acelerar" el proceso soberanista
La diputada de la CUP Anna Gabriel ha planteado celebrar el referéndum sobre la independencia de Cataluña a finales de mayo y recabar apoyos a nivel nacional, estatal e internacional hasta marzo: "La fecha de septiembre la puso JxSí. Dijeron septiembre como muy tarde, y esto incluye como hábiles cualquiera de los meses previos".
En una entrevista este martes en 'Nació Digital' recogida por Europa Press, Gabriel ha explicado que "el gran acuerdo de país es en clave de referéndum, no de referéndum pactado".
"No hace falta que lo adjetivemos, porque el 80% del país que lo reclama defiende un referéndum", ha dicho al preguntársele sobre el posicionamiento de la CUP en la segunda reunión del Pacte Nacional pel Referèndum que se celebrará este miércoles.
"No hemos de ser nosotros quienes pongamos más requerimientos, condicionantes y prerrogativas de las necesarias", ha afirmado, y ha opinado que el referéndum se puede avanzar a finales de mayo, junio o julio aprovechando el clima de movilizaciones que empezará la próxima semana con el juicio al expresidente de la Generalitat Artur Mas y a las exconselleres Joana Ortega e Irene Rigau por la organización del 9N.
CRÍTICAS AL GOVERN
Ha admitido que la CUP está "un poco cansada" de mendigar información al Govern respecto a la organización y los preparativos del referéndum, ya que, a su juicio, el Ejecutivo debería ver a la CUP como un aliado y no como a alguien ante quien tener siempre reticencias.
"El tiempo de las excusas se ha acabado. Ya no hay motivos para no centrarnos en la organización de este referéndum", ha sentenciado, en referencia al 'sí' del partido anticapitalista a los Presupuestos del Govern, condición del Ejecutivo para celebrar la consulta.
UNA LEY PARA EL REFERÉNDUM
La CUP cree que el Parlament debería aprobar una ley específica para organizar y celebrar el referéndum, desligada de la ley de transitoriedad jurídica, y que ésta solo debería entrar en vigor en el caso que el 'sí' a la independencia sea la opción ganadora en la consulta.
"Aún estamos trabajando y estamos a la espera de cerrarlo y definir los dos instrumentos", ha asegurado, y ha añadido que los partidos independentistas deberán salir públicamente a explicar los trabajos que se han hecho y el sentido de los mismos.
"ACELERAR" EL PROCESO SOBERANISTA
La diputada de la CUP en el Parlament y portavoz económica, Eulàlia Reguant, ha afirmado que, una vez está claro que los Presupuestos de 2017 saldrán adelante con los votos de la CUP, es momento de "acelerar" el proceso soberanista con la celebración del referéndum.
"Ahora no hay excusa para dilatar más el referéndum, es el momento de que Puigdemont y Junqueras lo aceleren", ha explicado en declaraciones a TV3 recogidas por Europa Press, donde ha advertido de que su partido no aceptará unas elecciones autonómicas como sustitutivo del referéndum.
También ha avisado de que, si en septiembre no hay referéndum --la fecha inicial que propuso Puigdemont--, la CUP "dará por terminada la legislatura" y dejará de colaborar con el Govern como lo ha hecho, por ejemplo, con los Presupuestos.
Reguant ha expuesto que su partido ha decidido aprobar las cuentas para poner el foco del proceso soberanista en la necesidad de celebrar el referéndum, pero ha advertido de que son críticos con el contenido porque "no responden a las necesidades del país".