Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El decimotercer militar español muerto en la misión de la ONU en Líbano

La muerte del soldado español, Francisco Javier Soria Toledo,  se ha producido en plena escalada de tensión entre Hezbolá e Israel en la frontera libanesa donde están situadas las tropas de la ONU. El enfrentamiento comenzó con el lanzamiento por parte de Hezbolá de varios misiles antitanque contra un convoy israelí desde zona libanesa. La respuesta israelí, el lanzamiento de cohetes sobre esas posiciones en el sur de Líbano, es la que han provocado la muerte del soldado español. Una situación comprometida con Israel ante la que el ministro de Exteriores ha preferido de momento mantenerse prudente. El soldado de 36 años casado y sin hijos, miembro del contingente de más de medio millar de soldados que España tiene desplegado en Líbano por mandato de la ONU desde 2006. Una misión en la que ya han muerto trece militares españoles y cuyo cometido es precisamente vigilar el cese de esas hostilidades.