Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Foro Social recomendaba un proceso de integración de presos por cauces legales

El Foro Social, impulsado por Lokarri y Bake Bidean, recomendaba acometer un proceso de integración de las presos y huidos de ETA por medio de "cauces legales" y que se desarrolle de forma "individualizada, escalonada, y en tiempo prudencial". Además, también recomendaba a los reclusos de la banda armada reconocer el daño causado por su actuación.

EPPK ha hecho público este sábado un comunicado en el que reflexiona sobre esas recomendaciones que realizó el Foro Social el pasado mes de mayo. En total, hubo 12 conclusiones, alguna de ellas sobre los presos, obtenidas tras la celebración del Foro Social para impulsar el proceso de Paz y elaboradas a partir de las aportaciones de expertos internacionales y más de 400 propuestas ciudadanas.
Precisamente, en el comunicado de este sábado el colectivo de presos reconoce el "sufrimiento y daño multilateral generados" como consecuencia del conflicto y se muestran dispuestos a estudiar la posibilidad de que, tal y como apunta el Foro Social, el proceso que culmine "con la vuelta a casa" se efectúe "de manera escalonada, mediante compromisos individuales y en un tiempo prudencial".
En las recomendaciones del Foro Social, en las que también se instaba a un proceso de desmantelamiento de "armas y estructuras militares de ETA", se apostaba por lograr un consenso sobre "una solución integral" sobre los presos de ETA y huidos de la banda terrorista, ya que se trata de "un elemento esencial para construir una convivencia estable y duradera".
En este contexto, el Foro considera necesario "adecuar la legalidad a la realidad y aplicar una justicia de carácter transicional", así como modificar aspectos de la política penitenciaria que "contravienen los Derechos Humanos o que van contra el tratamiento humanitario de las personas presas, eliminando medidas excepcionales contrarias a los estándares internacionales".
En concreto, se hacía alusión a la situación de las personas enfermas, a la "negativa" a conceder la libertad a las personas que han cumplido su pena o a la "dispersión que penaliza a las familias".
Además, se recomienda que este "proceso de reintegración se realice por medio de cauces legales, aceptando que el mismo, siendo integral, se debe desarrollar de forma individualizada, escalonada, y en tiempo prudencial".
El Foro consideraba que en este proceso se requiere que los presos de ETA muestren "su compromiso con el nuevo escenario de paz y renuncien a vías violentas", a lo que el Foro añadía que "en su caso, debe haber por su parte un reconocimiento del daño causado como consecuencia de su actuación".
También se recomienda que los presos de sean "actores activos" en el proceso de Paz y normalización, por lo cree que se debería facilitar su relación e intercambio de opiniones con la sociedad y las instituciones competentes. En último lugar, se aboga por "estudiar la situación de las personas huidas explorando vías para su integración en la sociedad, dando una solución a las mismas".