Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Forcadell cree que su declaración ante el TSJC vulnera sus derechos como parlamentaria

"Si no hubiéramos hecho lo que hicimos, hubiéramos cometido una ilegalidad", dice
La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha asegurado este domingo que tener que declarar ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) por haber permitido debatir y votar resoluciones soberanistas, algunas de apoyo a un referéndum, está "vulnerando los derechos" de los miembros de la Mesa.
Lo ha dicho en una entrevista del canal 324 recogida por Europa Press junto a la secretaria primera de la Mesa del Parlament, la diputada de JxSí Anna Simó, que está citada este lunes con Forcadell ante el tribunal y que ha recordado que la inviolabilidad parlamentaria "no es un privilegio, es una garantía para blindar la separación de poderes para que los diputados puedan opinar y votar" sin ingerencias del poder ejecutivo o de 'lobbies'.
"Es un derecho no reconocido sólo en el Estatut de Catalunya sino en la legislación internacional", ha añadido Simó, que ha afirmado que su declaración ante el TSJC será la primera ocasión en la que entrará en un juzgado.
Forcadell, Simó y el resto de diputados --Lluís Corominas (JxSí), Joan Josep Nuet (SíQueEsPot) y Ramona Barrufet (JxSí)-- basarán su defensa en la necesidad de proteger, precisamente, la inviolabilidad parlamentaria como principio garante de la libertad de expresión y del derecho de participación parlamentaria.
La presidenta ha considerado anómalo que cinco de los siete miembros de la Mesa tengan que declarar ante la justicia por haber cumplido, según ella, sus funciones: "Hay que decirlo porque alguien se puede llegar a creer que esto es normal y que pase esto en un país democrático es absolutamente anormal".
Asimismo, ha rechazado que la Mesa se pueda autocensurar a la hora de permitir debates en el pleno porque "en un parlamento se tiene que poder hablar de todo, y especialmente de lo que importa e interesa a los ciudadanos".
Ambas diputadas rechazan que puedan ser inhabilitadas como el expresidente de la Generalitat Artur Mas y los exconsellers Francesc Homs, Joana Ortega e Irene Rigau porque creen que cumplieron "la legalidad parlamentaria e internacional".
"Si no hubiéramos hecho lo que hicimos, hubiéramos cometido una ilegalidad", coartar la libertad parlamentaria, ha indicado Forcadell.
FECHA Y PREGUNTA "ANTES DE SEPTIEMBRE"
Preguntadas sobre el referéndum que el Govern prevé celebrar antes de octubre de este 2017, Forcadell se ha mostrado convencida de que se celebrará y de que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, le pondrá fecha y pregunta "antes de septiembre".
Sobre la advertencia del Gobierno central a las empresas que puedan suministrar urnas al Govern, que anunció que prevé comprar unas 8.000, ha lamentado que el Ejecutivo que lidera Mariano Rajoy "pondrá todos sus recursos para que los ciudadanos no puedan decidir su futuro".
Simó, por su parte, ha dicho estar perpleja por que se pueda sancionar a empresas por ello y ha aseverado que "cualquier ciudadano europeo que pueda estar siguiéndolo se hará cruces de ello".
Además, la diputada republicana ha advertido de que la movilización ciudadana "a partir de ahora será clave para el desarrollo" final del proceso independentista.