Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía se opone a la retirada del pasaporte a Iñaki Urdangarín

Iñaki Urdangarin LiebaertReuters

El fiscal anticorrupción Pedro Horrach se ha opuesto a la petición del sindicato Manos Limpias de que le sea retirado el pasaporte al Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, al no constatar la acusación pública circunstancias de las que pueda inferirse un riesgo de fuga por parte del imputado, como tampoco de obstaculizar la investigación o reiterar su conducta presuntamente delictiva.

En el escrito que ha presentado ante el Juzgado para mostrar su disconformidad con la solicitud de esta medida cautelar, al que ha tenido acceso Europa Press, el representante del Ministerio Público asevera que en estos casi tres años de instrucción no se ha apreciado un riesgo de sustracción de la justicia al tiempo que el Duque ha acudido a los llamamientos judiciales en los que ha sido requerido.
En su escrito, el fiscal alega asimismo que el arraigo personal, familiar y social de Urdangarin es "notorio", al tiempo que recalca que no ha presentado ante el Juzgado notificación alguna de cambio de domicilio por parte del marido de la Infanta Cristina. Finalmente, Horrach asevera que Urdangarin tiene asignada de forma permanente escolta policial, lo que supone "un plus de garantía" ante la probabilidad de que eluda la actuación judicial.
En su petición de retirada de pasaporte, Manos Limpias auguraba que el Duque podría "ocultar" sus verdaderos domicilios para "imposibilitar su localización" en caso de que finalmente se trasladase a Qatar como segundo entrenador de la Selección nacional de balonmano. Un hecho que para la entidad no supone "un riesgo de fuga, sino una fuga en sí misma".
La acusación popular solicitaba como medida cautelar la retirada del pasaporte del marido de Urdangarin o, de forma alternativa, la comparecencia semanal del Duque ante el Consulado de Qatar en Doha.