Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fernández Díaz dice que España "no puede bajar la guardia con la amenaza yihadista"

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha afirmado que España "no baja la guardia y no puede bajarla" ante la "amenaza" yihadista y ha asegurado que "el modelo español de seguridad funciona". "La seguridad absoluta no existe, pero estamos haciendo nuestros deberes", ha defendido.

Preguntado por si hay novedades respecto a los últimos yihadistas detenidos que están declarando ante la Audiencia Nacional, ha indicado que "no, porque está bajo secreto de sumario", pero ha destacado que en cualquier caso esta operación "pone de manifiesto que España comparte amenaza con todos nuestros socios, amigos y aliados, y con todas las democracias y comunidad civilizada en general".
"Estamos viendo lo que pretenden hacer con los principios sobre los que se asiente nuestra democracia estos bárbaros del Daesh, del Estado islámico y también las filiales de Al Qaeda", ha afirmado Fernández Díaz, que ha añadido que España "no tiene mayor nivel de amenaza que los demás países", pero no se puede olvidar que padeció el 11 de marzo de 2004, una jornada que ha calificado como "el mayor atentado terrorista del yihadismo que se ha producido tras el del 11 de septiembre en Nueva York".
El ministro ha insistido en que "no se bajas la guardia" y ha destacado que "han sido numerosísimas las operaciones, las desarticulaciones de redes yihadistas, que desde entonces se han producido, que da lugar a que sean bastante más de 500 los yihadistas que han sido detenidos y puestos a disposición judicial".
Asimismo, ha puesto de relieve que "sólo, en lo que va de este año, 27 han sido detenidos y puestos a disposición judicial en diferentes operaciones". "No bajamos la guardia, no podemos bajarla, y el modelo español de seguridad funciona", ha asegurado el ministro, que ha precisado que "la seguridad absoluta no existe, pero estamos haciendo nuestros deberes".
"El riesgo cero y la seguridad absoluta no existe, pero no bajamos la guardia y estamos haciendo nuestros deberemos para que esa amenaza no se concrete en atentados", ha incidido.
Preguntado por si Madrid y Barcelona se marcan como un objetivo prioritario para los yihadistas, ha afirmado que "toda la comunidad internacional civilizada, todos los países democráticos estamos amenazados".
"No voy a entrar en concreciones y sí decir que toda España, como toda Europa y la comunidad internacional civilizada, está amenazada por estos bárbaros, que lo que pretenden es destrozar nuestra civilización e imponer la suya, que no es más que la del terror y la barbarie", ha dicho.
Sobre si el aeropuerto del Prat se está convirtiendo en puerta de entrada y salida de yihadistas, Fernández Díaz ha respondido que "se están llevando los controles adecuados a esa amenaza y no tiene en absoluto el monopolio el aeropuerto del Prat", aunque ha reconocido que "es un punto especialmente sensible, como lo son otros del conjunto del territorio nacional".
SOBRE CAPTACIONES
Por otro lado, sobre si ha habido captaciones por parte del grupo detenido, Fernández Díaz ha dicho que "eso la investigación lo acabará de clarificar", pero en todo caso ha añadido que "era un grupo muy importante que está declarando ante la Audiencia Nacional".
El ministro ha señalado que "hoy en día la captación y el adoctrinamiento es muy intenso y de manera muy especial a través de las redes sociales".
En este sentido, ha expuesto que "así como hasta 2012 el 80 por ciento de las captaciones se llevaban a cabo entre las prisiones y los centros de culto y sus aledaños, desde 2012 hasta hora el 80 por ciento de esos procesos de captación se produce en Internet y en las redes sociales".
Por otro lado, Fernández Díaz ha explicado que "Daesh en estos momentos está ganando ese liderazgo por el terror que tienen planteado el Daesh y las filiales de Al Qaeda, de tal modo que aproximadamente un 80 por ciento de los que se desplazan a combatir en zona de Siria o Iraq se integran en el Daesh o Estado Islámico". "De los 3.000 o 4.000 europeos desplazados el 80 por ciento se integran el Daesh y calculamos en torno a un 20 por ciento la cifra de retornados", ha añadido.
En cuanto a España, el ministro ha dicho que "tiene una cifra de desplazados y de retornados que está muy por debajo de países de la Unión Europea como Francia, Reino Unido o Alemania", pero eso, ha añadido, "no quiere decir que bajemos la guardia".
LOBOS SOLITARIOS
Además, ha considerado que "en estos momentos uno de los mayores riesgos lo constituyen los llamados lobos solitarios, que se adoctrinan a través de las redes sociales, de tal manera que la cadena de transmisión de la radicalización se produce muy rápidamente y la posible activación de esos terroristas solitarios se produce en aquel momento en que lo consideren oportuno".
En este sentido, ha insistido en que "el trabajo es muy intenso en las redes sociales" y también en "las prisiones y los centros de culto, donde la colaboración con la comunidad islámica española es muy intensa y positiva".