Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fernández Díaz dice que tiene "la conciencia tranquila" y acusa a CDC de utilizar la Justicia para hacer política

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha acusado este viernes a la antigua Convergència Democrática de Catalunya (CDC) de utilizar la Justicia para "hacer política" después de que la formación le acusara ante el Tribunal Supremo de delitos de violación de secretos, prevaricación y malversación de fondos públicos por el contenido de la grabación de sus conversaciones con el exdirector de la Oficina Antifrau de Catalunya Daniel de Alfonso.
Fernández Díaz ha asegurado que tiene "la conciencia muy tranquila" y ha recordado que hace dos meses la Fiscalía del alto tribunal dedujo que no había indicios delictivos tras examinar "no una, ni dos, sino tres denuncias" presentadas por ERC, En Comú Podem y el Sindic de Greuges de la Generalitat de Cataluña.
"El que se vuelva ahora a la carga tan a bombo y platillo, eso si que es politizar la Justicia y utilizarla con fines políticos", ha destacado en declaraciones a los medios durante la segunda vuelta del debate de investidura.
CALDERA EL AMBIENTE ANTE LA DIADA
En su opinión, la intención del partido, ahora refundado como Partit Demòcrata Català (PDC), es "caldear el ambiente ante los próximos acontecimientos que se pueden producir en el mundo independentista y que están anunciados en las próximas fechas".
Los querellantes afirman que CDC es el "objetivo" de "todas las turbias maniobras" que presuntamente Fernández Díaz y De Alfonso trataron durante sus encuentros. Apuntan también a que, en estas reuniones, el ministro fue "elocuente" y no mostró "rubor alguno" empleando "la franca verborrea de quien se cree impune".