Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Familiares de presos de ETA acusan a Sortu y Etxerat de haberles sometido a "humillaciones e ignominias"

Familiares de presos de ETA han acusado a Sortu y Etxerat de haber sufrido "humillaciones e ignominias" por su parte. En este sentido, aseguran que les "duele" que "los que hasta hace poco eran compañeros de lucha" les hayan sometido a "la marginación, el vacío y la difamación".
Seis familiares de reclusos de la banda han difundido a través de Internet una carta en la que hacen un balance anual, y dan voz a quienes, desde ese mundo, se muestran críticos con la línea oficial de la izquierda abertzale y apoyan al Movimiento por la Amnistía y contra la Represión, denominado ATA.
Este mismo año ATA remitió una misiva a todos los presos de ETA en los que les instaba a rechazar las salidas individuales a su situación penitenciaria, en contra de lo defendido por Sortu y por el propio EPPK, colectivo de reclusos de la banda, que apuesta por emprender este camino, pero sin caer en "el arrepentimiento o la delación".
En su carta, recogida por Europa Press, estos seis familiares de presos de ETA apuntan que "éste ha sido un año especialmente duro" para las familias de los reclusos. En esta línea, lamentan "las embestidas" que han sufrido por el actual del sistema penitenciario, "lo mismo en el Estado Español, Francés, Portugués, Suizo, o de cualquier lugar donde haya un preso político".
No obstante, indican que han sufrido "algo que duele mucho más, como es la marginación, el vacío y la difamación de los que hasta hace poco eran compañeros de lucha". "Eso sí ha sido realmente duro", añaden. De esta forma, destacan que han "sufrido en silencio las mentiras y humillaciones de Sortu y de Etxerat, sus disimulos y mentiras; sus humillaciones e ignominias".
En este sentido, critican que no den respaldo a sus protestas y reivindicaciones, que han desaparecido "ya de sus listas", aunque en las calles, "afortunadamente, hay quienes se encargan de que no se conviertan en invisibles". Por último, muestran su "determinación de seguir hacia adelante, le pese a quien le pese", y se despiden con la petición de una "amnistía general".