Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Exdirectora en Arpegio asegura que Taboada gestionaba el 60 por ciento de los fondos del Plan Prisma

La exdirectora de Proyectos del Programa Regional de Inversiones y Servicios de Madrid (Prisma) en Arpegio Pilar Rubio ha asegurado este viernes ante el juez instructor del 'caso Púnica', Manuel García Castellón, que el consejero de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Jaime González Taboada, gestionó gran parte de los fondos de dicho plan.
Rubio ha explicado al juez instructor que de 1.000 millones de euros destinados para el conocido como 'Plan Prisma', Taboada "manejaba" un 60 por ciento, mientras que los técnicos de Arpegio controlaban el 40 por ciento restante, según han informado fuentes jurídicas presentes en la declaración.
Uno de los principales investigados en la trama 'Púnica', el empresario David Marjaliza, afirmó durante su declaración ante el anterior juez instructor del caso, Eloy Velasco, que el entonces director General de Cooperación con la Administración Local y actual consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Cristina Cifuentes era el que "mangoneaba" cuando se repartía el dinero del Plan Prisma.
REPARTO DE DINERO
El socio del exsecretario general del PP de Madrid Francisco Granados apuntó al entonces juez instructor que "había como una cosa no escrita según la cual un tercio de la obra era para los técnicos, un tercio para Jaime González Taboada con su gente y el último tercio para Paco (Granados) o la consejería".
La exditectora de Proyectos del Plan Prisma es una de los 12 directivos de Arpegio que han sido citados a declarar como investigados en relación a las presuntas irregularidades detectadas en la gestión de Granados y sus colaboradores con las empresas públicas Arpegio y Fundación Arpegio 2 y de las entradas y registros que en despachos y domicilios de estos investigados el pasado mes de mayo.
Rubio declaró en noviembre en la comisión de Investigación de la Asamblea de Madrid sobre corrupción política que hubiera podido haber filtraciones a la hora de adjudicar obras a determinadas empresas de este Plan durante los años 2006-2007.
En este momento, negó que se pudiera filtrar datos de la adjudicación, ya que ha explicado que se hacían unos estudios económicos --y otros técnicos que apenas variaban los económicos-- y los cinco mejor situados se exponían públicamente "en la puerta de la oficina y cualquiera podía hablar con ellos": "No había ninguna filtración, era pública la información", dijo.
Afirmó que los gastos mensuales que se producían fueron verificados por ella y "no ha habido ni una sola simultaneidad, es decir, ni un gasto que se haya pagado dos veces". Asimismo, destacó que es "absolutamente falso" que los proyectos llegaban a la Mesa de Contratación estaban ya "arreglados".