Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juzgarán a dos mossos al concluirse que Quintana perdió el ojo por pelota de goma

Ester Quintana ha perdido la visión de un ojocuatro.com

Un juez de Barcelona ha enviado a juicio a un sargento y un escopetero de los Mossos d'Esquadra tras cerrar la investigación, en la que concluye que Ester Quintana perdió un ojo en la manifestación de la huelga general del 14 de noviembre de 2012 presuntamente por una pelota de goma de la policía catalana.

El titular del Juzgado de Instrucción 11 de Barcelona, Francisco González Maillo, "declara concluso este sumario" al no considerar necesario más diligencias, y enviará la causa la Audiencia de Barcelona para que juzgue a los agentes.
"La instrucción ha sido extensa e intensa y se han practicado cuantas diligencias se han considerados necesarias", sostiene el magistrado, que en un auto anterior había constatado suficientes elementos para concluir que la mujer perdió el ojo por una pelota de goma y que la actuación policial fue desproporcionada.
En otro auto en que rechaza dos recursos de los agentes, que pedían más diligencias, el juez recuerda que el "tema nuclear" es si la pérdida del ojo se debe a una pelota de goma del escopetero por orden del subinspector, e insiste en que, efectivamente, es lo que ha concluido tras la instrucción.
Considera legítimo que las defensas cuestionen esta conclusión, "pero ello no justifica la petición de diligencias innecesarias, pretendiendo volver a investigar lo que ya lo ha sido, introduciendo dudas sobre el resultado, lo cual sería propio del juicio".
Entre otras diligencias, el juez rechaza la petición de un informe planimétrico por innecesario ya que, entre las pruebas ya practicadas, los agentes se situaron en un plano de la zona y declararon sobre su actuación, para saber dónde estaba la víctima y en qué circunstancia recibió presuntamente el pelotazo.
"Indiciariamente ya está establecido en qué lugar estaba el escopetero que disparó, según él, salvas. Está claro que, conociendo la situación de ambos, es notorio, y no necesita de plano alguno, que ese disparo pudo ser el que la lesionó", argumenta el juez.
También recuerda que la versión oficial de la Conselleria de Interior de la Generalitat sobre los hechos ha ido variando en el tiempo, "al igual que la información de los Mossos sobre la situación de las furgonetas en el lugar".
El juez también rechaza más diligencias sobre lanzaderas de proyectiles de foam, ya que considera descartado su uso, y recuerda que las conclusiones de los forenses es que la lesión de Quintana es compatible con una lesión ocular producida por una bala de goma.
"Múltiples diligencias"
Añade que la única dotación policial en el lugar a la hora de las lesiones es la Dragó 40, compuesta por tres furgonetas, y que el único escopetero que bajó con su arma fue el imputado: "Son múltiples las diligencias que lo corroboran, testigos, vídeos, informes y otros extremos, entre las que debe resaltarse la declaración de los componentes de las tres furgonetas".
Constata también que "la única dotación policial que se encontraba en el lugar a la hora --Paseo de Gracia con Gran Via sobre las 21 horas-- en que se produjeron las lesiones sufridas por la Sra.Quintana es la Dragó 40, compuesta por tres furgonetas y que el único escopetero que bajó con su arma fue el imputado".