Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aguirre: "Todo lo que no sea una victoria clara, no cumplirá mis expectativas"

Cospedal presume de candidatos "reconocibles" y "creíbles" en el PPEFE

La presidenta del PP de Madrid y candidata a la Alcaldía de la capital, Esperanza Aguirre, ha señalado que todo lo que no sea una "victoria clara" no cumplirá "para nada" sus expectativas y que se propone tener una "mayoría suficiente" para gobernar. Quiere ser una alcaldesa "humilde" y huir de los proyectos grandilocuentes. Cree que "la coalición de perdedores está muy de moda" entre la izquierda española y "seguro" que se produce.

"Esto quiere decir tener una mayoría clara, tan clara que entre Podemos, PSOE e IU, que ya a partir de hoy está claro que son una coalición porque ya han dicho que los tres van a gobernar juntos, pues no lleguen a 29 escaños en el Ayuntamiento", ha indicado.
No obstante, ha indicado que "la coalición de perdedores", que está "muy reconocida en nuestro derecho y está muy de moda entre la izquierda española", es "legal" y está segura de "que se va a producir".
"PSOE, Podemos e IU si pueden harán que gobierne Podemos porque siempre en estas coaliciones se impone el más extremista", ha apuntado Aguirre en este sentido, al tiempo que ha añadido que, no obstante, cree que la "inmensa mayoría de los ciudadanos están por una ciudad más abierta, libre y próspera y un país que respete la Constitución" y confía en que esos serán los que la voten.
Así, está "decidida" a tener una "victoria clara" y ha destacado que entre "bueno y mal resultado hay victoria del PP y victoria de otra fuerza política". También está "segura" de que la victoria va a ser del PP "aunque baje en porcentaje de votos" y cree que si gana Podemos "es evidente que será un fracaso rotundo del PP".
Sobre qué es lo que ha pasado para que el PP pueda perder sus mayorías absolutas, Aguirre lo achaca a tres cosas: la crisis económica, la corrupción y la ley electoral. En cuanto a lo primero, reconoce que la "curva está cambiando" y el Gobierno "está consiguiendo que se cree empleo", aunque lo cierto es que sigue habiendo unos índices de paro "muy altos".
En cuanto a la corrupción, el problema, según Aguirre, no es la corrupción en sí, sino "la sensación de impunidad que los ciudadanos tienen como consecuencia de la lentitud de la justicia en juzgar estas cuestiones".
En este punto, ha hecho referencia a la sentencia del 'caso Ciempozuelos' donde dos exalcaldes socialistas han quedado absueltos pese a que "reconocieron haberse llevado un millón de euros a Andorra y cuando les preguntó el Banco de Andorra de dónde sale dicen que se los ha pagado unos particulares por la recalificación de unos terrenos y que era el primer plazo porque luego les iban a dar hasta 40 millones de euros". "Me parece absolutamente increíble que estos señores hayan sido absueltos", ha exclamado.
La tercera causa, a juicio de Aguirre, es la ley electoral porque "la gente siente que los políticos no están preocupados por ellos, sino más preocupados por quiénes le ponen en las listas". "Eso no debe ser así. Tenemos que ir a un sistema mayoritario a dos vueltas que tiene la ventaja de que se sabe a quien van a apoyar en la segunda vuelta y al ser por circunscripción la gente sabría a quien tiene que dirigirse", ha destacado.
Alcaldesa "Humilde"
Por otro lado, ha defendido que ella quiere ser una alcaldesa "humilde" y que se propone huir "de la grandilocuencia". Busca "escuchar a los ciudadanos" y dedicarse a "servirles y ayudarles". A su entender, "Madrid no necesita un proyecto" porque es una gran ciudad".
Por eso, ni se plantea volver a apostar por unos Juegos Olímpicos, si bien reconoce que le parece "indignante" que Madrid "sea la única capital que no ha tenido los Juegos". Preguntada por si tiene algún proyecto estrella en mente, ha respondido que "Madrid es la capital de una gran nación" y no cree en esas "cosas grandilocuentes" sino "en los proyectos humildes dedicados a las cosas pequeñas".
En este punto, entiende que los madrileños pueden estar "orgullosos" de otros proyectos que se han llevado a cabo en años anteriores, como el soterramiento de parte de la M-30 para levantar el Madrid Río, pero eso, en su opinión, "no quiere decir que haya que hacer ahora otro proyecto grandilocuente".
"No es el momento de eso. Estamos viviendo una crisis de la que estamos saliendo con mucha dificultad. Esos proyectos ahí están y son enormemente positivos para Madrid", se ha limitado a señalar.