Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Espejo-Saavedra (C's) dice a la jueza que advirtió a Forcadell de un "fraude de ley"

El vicepresidente segundo de la Mesa del Parlament, José María Espejo-Saavedra (C's), ha declarado a la magistrada de la querella contra la presidenta Carme Forcadell que, en el Pleno del 27 de julio de 2016, la advirtió a ella y al resto de diputados de que era "fraude de ley" cambiar el orden del día para permitir votar las conclusiones de la comisión constituyente.
Según han explicado fuentes judiciales, Espejo-Saavedra ha detallado este lunes, como testigo en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), cómo se desarrollaron cronológicamente todos los acontecimientos: desde las primeras reuniones de la Mesa hasta el debate y votación de las conclusiones en el Pleno.
En una comparecencia de algo menos de una hora, ha explicado que vio "fraude de ley" en ampliar a última hora el orden del día a petición de JxSí y la CUP para poder debatir y votarlo, pese a no incluir en un principio estas votaciones en el orden del día.
También ha dicho al tribunal que consideró que la providencia del Tribunal Constitucional (TC) era lo suficientemente clara para no hacerse esta votación, por la que Forcadell está siendo investigada y por la que declaró ante el tribunal el viernes.
En la declaración de Espejo-Saavedra, la mayoría de las preguntas las ha hecho la magistrada del caso, Maria Eugènia Alegret, aunque el fiscal también ha hecho algunas para pedir determinadas concreciones, según han explicado fuentes judiciales.
A preguntas del abogado de Forcadell, Espejo-Saavedra se ha referido a la supuesta inviolabilidad de la presidenta, que ella misma defendió en su declaración como investigada: ha respondido que esta inviolabilidad la protege como diputada en las votaciones y en sus opiniones, pero no "en su toma de decisiones", como es este caso.