Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Audiencia condena a 15 años de prisión al etarra Beobide

El etarra Ibai Beobide Arzacuatro.com

Por la colocación en 2008 de un artefacto explosivo en la rotativa de El Correo

La Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha condenado a 15 años de prisión al miembro de la banda terrorista ETA, Ibai Beobide Arza, por la comisión de un delito de estragos terroristas, por la colocación, en junio de 2008, de un artefacto explosivo en la rotativa de 'El Correo', ubicada en el polígono industrial Torrelarragoiti del municipio vizcaíno de Zamudio.
El tribunal compuesto por los magistrados Enrique López, Julio de Diego y Ángel Hurtado considera que Beobide se desplazó a Saint Marie de Campan (Francia) para recibir instrucciones sobre el manejo de armas y explosivos por parte de miembros de la banda terrorista ETA, que le encargaron formar un grupo de legales y realizar informaciones sobre objetivos como el diario 'El Correo'.
Así, Beobide integró, junto a Oihana Mardaras e Itziar Moreno, el comando 'Basakatu' y preparó una mochila-bomba que, posteriormente, colocó en el polígono industrial de Torrelarragoiti, en el barrio de San Martín de Arteaga, en el que se editaba e imprimía el diario 'El Correo', propiedad del grupo Vocento.
Medio centenar de trabajadores se encontraba en el interior de la nave en el momento en el que el artefacto hacía explosión a las 3.00 horas de aquel 8 de junio. Pese a que no provocó daños personales, sí causó daños materiales tasados en 484.539,58 euros.
La sentencia, hecha pública este jueves, especifica que la acción "comportó un peligro para las personas que trabajaban en el interior" y toma en consideración la declaración inculpatoria del acusado ante la policía. El tribunal especifica que la confesión de Beobide en sede policial fue muy detallada y añade que su relato de los hechos concuerda con lo sucedido en la rotativa.