Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España propone a la UE pedir a Venezuela que investigue las muertes de manifestantes

El Gobierno de Rajoy prepara una actualización de la posición de la UE frente a la crisis en el país iberoamericano
España ha propuesto a la UE fijar posición sobre la crisis en Venezuela y exigir al régimen de Nicolás Maduro investigar las muertes de manifestantes en las protestas que se suceden desde hace varias semanas y que se acercan ya a las 40 víctimas, han informado fuentes diplomáticas.
El Gobierno español ha redactado un borrador de conclusiones que se espera sea aprobado el lunes próximo en la reunión de ministros de Exteriores de la UE en Bruselas, donde no se debatirá el texto, puesto que el documento se terminará de negociar este viernes por altos funcionarios de los Veintiocho.
La redacción propuesta por España, según ha tenido conocimiento Europa Press, toma nota de que la mediación de Unasur en la que participó, entre otros, el expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero no ha dado los frutos esperados diez meses después de que la UE respaldara ese proceso en julio de 2016.
El anuncio de Maduro de convocar una Asamblea Constituyente --algo que los mediadores nunca pidieron-- ha terminado de echar por tierra ese proceso de diálogo. No obstante, España propone a la UE que solicite al Gobierno de Maduro y a la Asamblea Nacional, dominada por la oposición, que entablen un diálogo que les permita entenderse y trabajar pacíficamente en busca de una solución para el país, cuya situación se ha vuelto insostenible política, social y económicamente hablando.
El texto incluye también una exigencia directa al régimen de Maduro al subrayar que en toda crisis ha de respetarse la voluntad de los venezolanos expresada en las urnas, que quedó reflejada en un dominio de la oposición en el legislativo, cuyas competencias el Gobierno venezolano trata de socavar sistemáticamente.
EXIGE LA LIBERACIÓN DE LOS PRESOS POLÍTICOS
También le emplaza a respetar la separación de poderes y el Estado de Derecho, además de instarle a establecer un calendario electoral, teniendo en cuenta que los comicios para elegir gobernadores y alcaldes están pendientes de convocarse desde el año pasado. El borrador de conclusiones propuesto por España exige asimismo la liberación de los presos políticos en Venezuela.
La situación en el país iberoamericano, donde viven unos 200.000 españoles y alrededor de 600.000 portugueses, se ha recrudecido tras la decisión del Tribunal Superior de Justicia, a instancias de Maduro, de vaciar de competencias la Asamblea Nacional para que fueran asumidas por el presidente, el pasado 29 de marzo. El rechazo que la medida suscitó dentro y fuera del país movió a Maduro a pedirle al Tribunal que rectificara.
El paso atrás de Maduro no sirvió para impedir que las calles de Venezuela se incendiaran, y desde entonces se suceden las manifestaciones y los enfrentamientos entre la oposición y las fuerzas de seguridad, apoyadas por civiles armados.
Ante este panorama, el ministro español de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, informó la semana pasada a la secretaria general adjunta del Servicio Europeo de Acción Exterior, Helga Schmid, de la conveniencia de que la UE actualizara su posición sobre Venezuela.