Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España dona 300.000 euros al Programa Mundial de Alimentos para traslados de personal humanitario en el Sahel

El Gobierno español ha hecho una donación voluntaria de 300.000 euros al Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU para ayudar a sufragar el traslado en avión de personal humanitario en Malí, Mauritania y Níger, ha informado esta agencia de Naciones Unidas.
La contribución se repartirá de manera equitativa entre los tres países y ayudará a mantener los vuelos regulares del Servicio Aéreo Humanitario de la ONU entre las capitales y las zonas que necesitan asistencia humanitaria.
El Servicio Aéreo Humanitario de Naciones Unidas traslada personal humanitario que trabaja para ONG, otras agencias de la ONU, sus socios, así como técnicos de países donantes y periodistas para llegar a la población vulnerable en áreas remotas e inseguras.
Al igual que el Programa Mundial de Alimentos, este servicio aéreo depende enteramente de financiación voluntaria y aún necesita más de 10 millones de dólares (unos 9,6 millones de euros) para financiar sus operaciones en el Sahel para 2017.
"Los servicios de aviación del PMA son esenciales en muchos lugares donde otras alternativas de transporte son inexistentes o insuficientes para apoyar la actividad vital de las organizaciones humanitarias", ha explicado el jefe de aviación del PMA, Eric Perdison, en un comunicado.
Perdison ha señalado que "España, entre otros donantes, entiende plenamente" el papel del PMA en la provisión de acceso humanitario, por lo que esta agencia está agradecida a España "por el apoyo que brinda anualmente" a sus operaciones.
Las largas distancias, las deficiencias en infraestructuras y la inseguridad dificultan los viajes por carretera en Malí, Mauritania y Níger, por lo que el transporte aéreo resulta el medio más eficiente para que el personal humanitario llegue a las comunidades que necesitan urgentemente su asistencia.
El Servicio Aéreo Humanitario de la ONU también facilita el movimiento de carga ligera esencial, como suministros médicos, productos nutricionales especializados y equipos de telecomunicaciones.
Su trabajo es "fundamental" en las crisis humanitarias para acceder a las poblaciones más vulnerables y garantizar unas mínimas condiciones de seguridad del personal humanitario, reconoce el director de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), Luis Tejada. "Confiamos plenamente en su trabajo y, así, en que el apoyo de los ciudadanos españoles llega a los que más lo necesitan", añade Tejada en el mismo comunicado.