Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Errejonistas' piden limitar el poder del secretario general y que no pueda nombrar ni cesar a la Ejecutiva

Quieren que la Secretaría General se vote por separado y solicitan una reunión a Echenique y los anticapitalistas para buscar acuerdos
Los partidarios de las tesis del secretario Político de Podemos, Íñigo Errejón, agrupados en la iniciativa 'Recuperar la Ilusión', han presentado este martes una propuesta inicial sobre el formato que debe tener, a su juicio, la segunda Asamblea Ciudadana Estatal, en la que piden, por ejemplo, que el nuevo Consejo Ciudadano Estatal --el máximo órgano de dirección entre congreso-- sea el encargada de nombrar y destituir a los miembros de la Ejecutiva.
En su propuesta, recogida por Europa Press, se especifica también que este órgano deberá reproducir el reparto de fuerzas que haya en el Consejo Ciudadano y que estará compuesto por entre 15 y 20 personas electas del Consejo Ciudadano Estatal.
Este cambio en los estatutos evitaría situaciones como la de la fulminante destitución por parte del secretario general, Pablo Iglesias, de su exsecretario de Organización, Sergio Pascual, por pérdida de confianza. Pascual era uno de los más estrechos colabores de Errejón. El nuevo sistema de elección también garantizaría que las diferentes corrientes que haya en el Consejo estén representadas de igual modo en este órgano ejecutivo.
Además de presentar su propuesta, los 'errejonistas' han anunciado que solicitarán reuniones al secretario de Organización, Pablo Echenique --encargado de redactar la propuesta del secretario general, Pablo Iglesias--, y a 'Anticapitalistas' para buscar "puntos en común" sobre el diseño de ese congreso.
Así lo aseguran en un comunicado los promotores de esta iniciativa, que cuenta con el apoyo de Errejón y de otros 300 cargos internos y públicos de partido y que defienden la necesidad de separar los debates del llamado 'Vistalegre II' en dos fases: una primera para decidir el proyecto político y el modelo organizativo de Podemos para la nueva etapa, y una segunda en la que se discutan las personas que integrarán la nueva dirección.
En su propuesta, que todavía está abierta a las aportaciones que puedan realizar sus simpatizantes a través de su web, los errejonistas concretan que de esa primera fase del debate debe salir el documento de estrategia política, el de modelo organizativo, el código ético y la Comisión democrática de garantías.
"En la segunda fase se discutirán y elegirán las personas que compondrán los órganos de dirección, esto es: quién ocupará la Secretaría General, quiénes compondrán el Consejo Ciudadano Estatal, quiénes conformarán la Comisión de Garantías. Estas tres votaciones tendrán lugar de forma independiente", explica en el texto, recogido por Europa Press.
40 REPRESENTANTES DE LOS TERRITORIOS EN LA DIRECCIÓN
También proponen que el Consejo Ciudadano Estatal --el máximo órgano de dirección entre asambleas-- tenga un máximo de 107 miembros electos: el secretario general; dos representantes de los inscritos en el extranjero; 62 personas elegidas en circunscripción única estatal mediante un sistema proporcional con listas abiertas; y un máximo de 40 personas elegidas en los territorios. Además de las personas electas, establecen que serán miembros natos los 17 líderes autonómicos.
En cuanto a esta última cuota de representantes de los territorios, la iniciativa 'Recuperar la ilusión' explica que la distribución por circunscripciones y el mecanismo de elección "estarán sujetos al resultado del debate de documentos que defina el modelo organizativo, garantizando en todo caso los criterios de descentralización y plurinacionalidad".
Los errejonistas proponen además un sistema de votación proporcional puro de listas abiertas en el que cada persona que participe podrá emitir un máximo de 62 votos que distribuirá libremente entre las diversas candidaturas, sin que se establezca orden preferencial entre las personas elegidas. "Todos los votos valdrán lo mismo", aclaran.
"La representación obtenida por cada una de las listas será proporcional a la suma de los votos de sus candidatos, los puestos restantes se distribuirán según el sistema del resto mayor", explican, para añadir que "la proporcionalidad que obtenga cada una de las candidaturas será también de aplicación para la distribución de puestos en el Consejo de Coordinación, órgano cuyos miembros serán elegidos y cesados por el Consejo Ciudadano Estatal".
En cuanto a la Comisión de Garantías democráticas proponen que se presenten candidaturas individuales, no vinculadas a equipos que presenten sus candidaturas a ningún otro órgano "para garantizar su independencia".